Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Messi, a punto de romperse para 2 meses

Defensa Central Defensa Central


No es oro todo lo que reluce, y en el caso de Leo Messi, los regates vertiginosos y esa velocidad endiablada puede tener unas terrible consecuencia. El argentino está forzando la máquina y arrastra unas serias molestias en los abductores que podrían tenerle apartado de los terrenos de juego durante dos meses si "la Pulga" vuelve a romperse.

En el seno del club la preocupación es mayúscula, y desde hace meses hacen un seguimiento exhaustivo del estado físico del que se ha convertido en su jugador más importante, hasta el punto de tener verdadera dependencia de él. Antes de cada partido el argentino se somete a un estudio de una máquina tomográfica llamada Omegawave que mide el cansancio muscular del jugador y el riesgo de lesión que habrá en el siguiente esfuerzo.

Se le está forzando

Pero los esforzados intentos por mantener la mayor cantidad de tiempo posible a Messi jugando, el Barcelona ha asignado al jugador un preparador personal, Juanjo Brau, que le acompaña a todos lados. Así lo ha hecho en el último viaje de "la Pulga" a Argentina para jugar con su selección. Como allí no cuentan con la máquina que utilizan en Barcelona para prevenir las lesiones, el diagnóstico antes del partido con Uruguay se hizo por parte de los doctores de la AFA. Messi jugó, pero acabó el choque con serias molestias en los abductores. Además, sin tiempo de descanso, Messi debe afrontar otro esfuerzo más el miércoles ante Chile.

La condición física del argentino está bajo mínimos y tan sólo estamos a principio de temporada, con toda la competición por delante. Recordemos que Leo ya se perdió gran parte de la temporada pasada por una lesión, y la situación está cerca de repetirse. Quien avisa no es traidor.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información