Ir a versión clásica Ir a versión móvil

España demuestra al mundo cómo se juega al fútbol

  • Los de Vicente Del Bosque jugaron un gran partido a pesar de que sufrieron para vencer en las postrimerías del partido gracias a un tanto de Villa
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica
España le pegó un señor baile a Bélgica para demostrar en el continente quién es el mejor. Los de Vicente Del Bosque, que vencieron por 1-2, se encontraron con un gol en contra a poco de comenzar el partido pero un golazo de Iniesta y un cabezazo de Villa en las postrimerías del partido acabaron dándole a España un merecido triunfo que le permite encabezar con solvencia su grupo de clasificación para el Mundial de Sudáfrica.

El Rey de Europa saltó al Rey Balduino con la camiseta color mostaza que nos hizo bailar a Rusia en las semifinales de la Eurocopa. Algunos podían llevarse a engaño y pensar que estaban viendo un partido de la selección brasileña, aunque ya quisieran los actuales brasileños parecerse en algo a los "colorados" de España.



Una de gafes

Estaba Casillas tan tranquilo, con su camiseta azul celeste que, en poco o en nada se parecía al cielo de Bélgica en la noche de hoy, encapotado y lluvioso, cuando se encontró desnudo, sin récord. Kompany hizo de Garrincha, y se sacó de la chistera el que, probablemente, haya sido el mejor centro que ha lanzado en toda su carrera futbolística que cabeceó Sonck en el segundo palo a placer mientras Juanito y Puyol sacaban el paraguas para mantenerse a refugio de la lluvia y no se enteraban que Bélgica ya nos había metido el primer tanto. 717 minutos de imbatibilidad para Iker con la selección es una gran marca, pero gran parte de la ruptura de la misma deberíamos apuntárnosla nosotros mismos.

Si la finalización del récord de imbatibilidad de Casillas no estaba en el guión del partido sí que lo estaba, y además, escrito en el cielo, el mal día para Fernando Torres. El del Liverpool estaba destinado a no jugar la próxima semana en el Vicente Calderón y su pierna derecha debió pensar lo mismo, ya que al intentar controlar un balón largo, el delantero estiró en exceso la pierna y tuvo que retirarse entre lágrimas del campo. No tiene suerte Fernando Torres con la selección. No estuvo en la última convocatoria, también por lesión, y la "roja", al contrario que a la mayoría de sus compañeros no le trae excesiva suerte.

El panorama era de pena. Casillas sin récord, Torres lesionado y, sobre todo, el equipo perdiendo por 1-0. Eso sí, estaba Cesc Fábregas. El del Arsenal que, por cierto, se olvidó la camiseta en el vestuario y tuvo que ser Pepe Reina el que corriera hacia el vestuario a por ella, comenzó su recital de pases. Nada más salir le puso un balón a Villa que estuvo cerca de suponer la igualada. No hay que olvidar que con Cesc en el enganche, y con Villa como único punta, estos señores españoles ganaron el título de mejor selección de Europa.

Artista Iniesta

Atención, silencio, se rueda. El "España FC" destapó el tarro de las esencias y Bélgica tuvo el placer de estar presente en uno de los mejores goles de los últimos tiempos. En un pase magistral de Cesc, tras presión de Senna, le cayó el balón a Iniesta. El manchego enganchó el cuero dentro del área ligeramente escorado a la izquierda. Con ligero meneito de cintura si quitó al primer belga que con la mirada le achuchaba y con un pim, pam rápido entre sus dos botas se reencarnó en aquel Butragueño que en una baldosa anotó un tanto de genio ante el Cádiz. Iniesta burló al guardameta en baldosa y media y remachó con fuerza sobre la portería. Golazo de bandera que si puntuara por belleza debería tener valor doble.



Toma y daca

El paso por los vestuarios reafirmó el papel normal de estos equipos. España le puso la patente al balón. Como marca la ley de los barrios: el balón es mío y sólo juego yo con él. Sólo jugaba España. De izquierda a derecha y viceversa. Un mareo en toda regla. Eso sí, continuando con la ley del barrio, si te roban el balón...peligro. Casillas vio como Witsel le hacía un ovillo a Juanito, y se presentaba delante de sus dominios sin oposición. El de Móstoles aguantó y se venció a la izquierda, y cuando el balón parecía que irremisiblemente se acabaría introduciendo en la meta española apareció Puyol para atragantarles el chocolate a los belgas.

Fue el último aviso de los belgas. España se volvió a poner seria y comenzó el rondo. Con Cesc y Xavi como motores, Ramos cual avión por la banda derecha, "Butragueño" Iniesta como un cuchillo por la izquierda, y el "autónomo" Villa arriba, España jugaba como quería. Hombres contra niños y el premio tenía que llegar.

Una banana lanzada desde la izquierda por Güiza encontró la cabeza del pichichi de la Eurocopa, David Villa. El testarazo del asturiano encontró la red de la meta belga desmintiendo en una nueva ocasión la milonga de la justicia del fútbol. Hoy era justa la victoria de España. El fútbol fue justo. Qué espectáculo.




Ficha técnica:


Bélgica: Stijnen; Vande Borre (Gillet 87"), Kompany, Simons, Van Buyten (Daems 46"), Vermaelen; Witsel, Vertonghen, Fellaini; Defour (Van Damme 72") y Sonck.

España: Iker Casillas, Sergio Ramos, Juanito, Puyol, Capdevila, Cazorla (Xabi Alonso 64"), Senna, Xavi, Iniesta (Güiza 84"), Villa y Fernando Torres (Cesc 15")

Goles: 1-0 Sonck (6"), 1-1 Iniesta (35"), 1-2 Villa (88")

Árbitro: Amonestó a Simons, Iniesta, Puyol, Vertonghen, Cesc

Estadio: Rey Balduino, ante la presencia de 44.000 aficionados, 11.000 de ellos seguidores españoles. Realizó el saque de honor la atleta belga Kim Gevaert.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información