Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La defensa funciona y Capello sigue ganando

  • Gerrard y Rooney marcaron la diferencia en ataque
EFE EFE


La Inglaterra del italiano Fabio Capello remató hoy en Minsk una racha notable y un comienzo sobresaliente en esta fase hacia el Mundial 2010, al sumar ante su anfitriona Bielorrusia, su cuarta victoria consecutiva con un 1-3.

No se cometieron las negligencias en la defensa que Inglaterra mostró durante el choque contra Kazajistán, el pasado sábado, y Bielorrusia fue hoy un rival algo más accesible al anticipado la víspera por el ex técnico del Real Madrid.

El arranque no estuvo mal. Inglaterra sólo tuvo que esperar escasos 13 minutos para imponer su autoridad ante su anfitrión. Fulminante. Steven Gerrard, el capitán del Liverpool, salió disparado por la izquierda para llegar a un balón que le pasaba Rooney y dar a su selección el gol inaugural de la noche. Un tanto desde fuera del área de penalti ante el que nada pudo hacer el cancerbero Yury Zhaunou.

El mismo Gerrard tuvo un leve tropezón que pudo haberse traducido en tragedia para los pupilos del técnico italiano. El centrocampista "red" cedió un balón directo a Kulchy, quien lo centró Putsilo, pero éste no supo superar a David James.

El gol local hizo daño a Inglaterra

El once inglés pareció desinflarse desde el momento del gol, ya que la escuadra anfitriona comenzó a anular los intentos por recuperar el dominio que instantes antes protagonizaba Inglaterra.

En el 23, Kutuzov casi logra desarmar el muro defensivo inglés ante la parsimonia visitante, y casi al momento, fue su compañero Sitko el hombre que hacía desaparecer el medio campo inglés.

Desaparecido el ímpetu inglés, Bielarrusia equiparó el marcador. Era algo que se veía venir. Y lo hizo gracias a la medición de Pavel Sitku que rubricó en la meta británica con un remate de cabeza en el minuto 28, ayudado por Stasevich, quien se las ingenió para burlar a Wayne Bridge.

Inglaterra, que también gozó de ocasiones obra de Heskey y de Lampard, trató de recuperar la compostura. Antes del medio tiempo, Walcott logró arrebatar la pelota a su rival bielorruso y amagó con lanzarla, de pecho, a la meta local. Ocasión perdida.

Conexión letal

El once de Capello salió con más brío en el segundo tiempo. Heskey hizo las delicias de la afición inglesa con una jugada en solitario, en la que se llevó por delante a dos defensas bielorrusos para esperar a Rooney, que remató con un gran disparo a meta para poner al once inglés por delante.

Capello probó con un sistema rotatorio por la banda izquierda, donde alternó a Barry, a Gerrard, a Heskey y, ocasionalmente, a Rooney.

Precisamente, fue este jugador el que dio otra alegría a la plantilla inglesa. A un pase de Gerrard, el atacante del United remató el 1-3 para Inglaterra.

Steven Gerrard malgastó una oportunidad clarísima en la recta final ante una portería vacía que hubiera dado el cuarto gol a los visitantes.



Ficha técnica:


1 - Bielorrusia: Zhevnov, Kulchiy, Filipenko, Omelyanchuk, Molosh, Bulyga, Sitko, Kutuzov, Putilo (Radionov, m.67), Stasevich (Vyacheslav, m.90) y Verkhovtsov.

3 - Inglaterra: James; Brown, Ferdinand, Upson, Bridge; Lampard, Barry, Gerrard; Walcott (Wright-Philips, m.68), Rooney (Beckham, m.88), Heskey (Crouch, m.68)

Goles: 0-1, Steven Gerrard, m.11, 1-1, Sitko, m.28, 1-2, Rooney, m.50, Rooney, m.74

Árbitro: Terje Hauge (NOR). Sacó tarjeta amarilla a Putsilo, de Bielorrusia.

Incidencias: Partido clasificatorio para el Mundial 2010, correspondiente al grupo 6, disputado en el estadio de Dinamo, ante aproximadamente 40.000 espectadores.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información