Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La peor Portugal de la historia empató con Albania

EFE - Portugal EFE - Portugal
Una errática Portugal empató hoy en casa sin goles ante una selección albanesa defensiva, que jugó toda la segunda parte en inferioridad numérica, en un partido que deja a los lusos terceros del Grupo 1 y complica su clasificación para la Copa del Mundo de 2010.

Portugal presentó un atrevido 4-3-3 y un medio del campo muy joven, con los jugadores Raul Meireles, João Moutinho y el valencianista Manuel Fernandes, cuya edad no supera los 25 años.

Cristiano no rascó bola

La apuesta de Queiroz por ese brío juvenil no se plasmó en el juego de su selección, que fue plomizo e inofensivo, y apenas sumó algunas incursiones por la izquierda, donde los defensas albaneses fueron implacables con Cristiano Ronaldo.

La estrella del Manchester United, que llegó hoy a las 60 veces como internacional con apenas 23 años, estuvo participativo, pero desacertado; a veces por los fuertes marcajes de los albaneses y otras por sus propias imprecisiones.

Sólo el jugador del Zenit San Petesburgo Danny y el del Valencia Manuel Fernandes crearon peligro, sobre todo éste último cuando en el minuto 18 tiró una diagonal desde la banda derecha que culminó con un disparo que se fue por encima del meta de Albania.

Los albaneses anestesiaron el ritmo del partido y Portugal se impacientó, tanto que se descuidó en defensa y concedió una contra peligrosa en la que el valencianista Miguel impidió con su oportuno corte que el albanés Duro conectase un pase de Skella.

Al filo de la conclusión de la primera parte, una Portugal deprimida celebró la expulsión, por doble tarjeta, del defensa albanés Teli y se animó a atacar con más insistencia. Pero la alarmante falta de un verdadero delantero centro dejó en nada los ataques lusos.

El furor ofensivo siguió en los primeros minutos de la segunda parte, que comenzó con una buena oportunidad de Danny a pase de Paulo Ferreira y otra de Hugo Almeida de cabeza, pero enseguida se esfumó.

Los hombres dirigidos por el holandés Arie Haan, con un hombre menos, se dedicaron a defender con uñas y dientes, mientras Queiroz decidió dar mordiente al ataque portugués con la entrada de los extremos Ricardo Quaresma y Nani.

Estos cambios no cambiaron nada el ritmo errático de Portugal, que sólo se despertó con un cabezazo de Hugo Almeida tras un pase de Miguel desde el flanco derecho. El tiempo se agotaba para los lusos y ni siquiera Cristiano Ronaldo aparecía, borrado del mapa por los aplicados defensas de Albania.

Al ataque

A falta de quince minutos para el final, Queiroz sacó su última carta y retiró al lateral Miguel, que tuvo un destacada actuación, por el delantero del Benfica Nuno Gomes.

El esperpento portugués se acentuó en el tramo final del encuentro, cuando Albania casi marca tras una espectacular acción individual del recién incorporado Berisha. Los hombres de Queiroz dieron un último empujón, pero Nani falló una gran ocasión después de una gran acción de Nuno Gomes.

Este empate ante Albania complica a Portugal su clasificación para el Mundial de Sudáfrica y pasa al tercer lugar de la tabla, superada en dos puntos por Hungría y Dinamarca, el líder con un partido menos.



Ficha técnica.

0 - Portugal: Quim; Miguel (Nuno Gomes, min.74), Bruno Alves, Pepe, Paulo Ferreira; Raul Meireles, Manuel Fernandes, João Moutinho (Quaresma, min.53); Danny (Nani ,min.53), Hugo Almeida, Cristiano Ronaldo

0 - Albania: Beqaj; Beqiri (Teli, min. 24), Curri, Vangielli, Bulku; Lala, Cana; Duro (Berisha, min 76), Agolli, Skela; Bogdani (Vrapi, min 45).

Árbitro: Knutt Kircher (ALE). Mostró cartulina amarilla a Lala (min. 40) y Hugo Almeida (min. 90); y expulsó a Teli por doble amarilla (min.35; min.42)

Incidencias: cuarto partido de clasificación para el Mundial 2010 del grupo 1 disputado en el estadio Primero de mayo de la ciudad de Braga, prácticamente lleno, con unos 27.000 aficionados en las gradas
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información