Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Sin Xavi ni Messi el Barça fue una tediosa pesadilla

Loopy de Loop, la crónica Loopy de Loop, la crónica


Está claro, este Barça no puede permitirse los lujos de prescindir de Xavi y Messi, y poner a Iniesta en la derecha donde pasa absolutamente desapercibido. Si los culés pescaron tres puntos en San Mamés fue porque su rival es un equipo a medio hacer, sin capacidad goleadora y un juego "sin chicha ni limoná", como refleja que sólo haya sido capaz de ganar un partido de los siete que ha disputado hasta el momento. Del Bosque decidió seguir a Amorebieta de cerca, y al cachorro le pesó tanto la presión que fue determinante... a favor del rival. Guardiola volvió a hacer de las suyas con unas rotaciones cansinas, y a punto estuvo de pagar la osadía, pero el aburrimiento ante el nulo espectáculo ofrecido fue más fuerte que las ganas de ganar de ninguno de los contendientes.

Ciertas desgracias le vinieron dadas a Pep Guardiola, como la baja de un desgastado Xavi, pero otras decisiones caprichosas del de Santpedor condenarían al aburrimiento del espectador que esperaba en el choque ante los leones la prueba de fuego de si este Barça es verdaderamente un aspirante a la Liga, como todos se apresuraron en asegurar tras los seis goles al Atlético de Madrid. Sin Xavi, descansando en la ciudad condal, y con Messi, Puyol y Busquets en el banquillo el Barça nunca encontraría el rumbo.

Ni siquiera Vicente del Bosque quiso perderse el choque, y estuvo en las gradas de San Mamés para seguir a Iraola y a Amorebieta, a los que sigue de cerca para llevar a la Selección. La tensión se podía cortar con un cuchillo, pues el partido, además de tres puntos significaba mucho para ambos bandos.

El Athletic, que llegaba de caer goleado ante el Sevilla aprovechó la displicencia de su rival desde el primer minuto para poco a poco hacerse con el partido. Caparrós había poblado el centro del campo con Orbaiz, Garmendia, Yeste, Gabilondo y David López, y de ahí consiguió la fuerza para privar de la pelota los azulgrana. Además, en otra brillante decisión de Guardiola, Iniesta se había acostado sobre la banda derecha, y realmente podría haber permanecido literalmente acostado, pues su participación partiendo desde ahí fue irrelevante durante toda la primera parte.

Yeste mediría hasta por dos veces los reflejos de Valdés en sendos lanzamientos de falta que el portero culé sacaría salvando a los suyos. Llorente y Gamendia también gozaron de dos buenas ocasiones en rápidas salidas a la contra, pero el Barça aún se mantenía en pie. La única bocanada de aire que pudo tomar el equipo barcelonista fue con un cabezazo de Etoo tras un par de rechaces al que respondería magníficamente Iraizoz. Henry, completamente pedido en los primeros 45 minutos, no desentonaría en el todo gris general de su equipo.

Amorebieta regala el tanto y la victoria culé



Caparrós quiso imprimir algo más de mordiente tras el descanso, y el Athletic salió a morder al rival. Pero sería una presión sin cabeza. Los cachorros dejaron continuos huecos atrás que aprovecharía el Barcelona para crear sus primeras ocasiones del partido. Si el Barça subió un par de escalones su nivel se debió exclusivamente a que Iniesta pasó completamente de las instrucciones de su técnico y decidió colocarse en la banda izquierda. De allí partió el peligro azulgrana.

Merced a la caraja que tenía el Athletic atrás llegaría el único gol del partido: Henry, que había estado perdido en combate, partió del medio para sortear un par de rivales y ceder en profundidad a Etoo con el marcaje de Amorebieta, pero el cachorro falló en el despeje y el camerunés se quedó solo ante Iraizoz a quien fusiló a placer. Así, el león indomable, como llaman a los jugadores de Camerún, robaba los tres puntos de manos de unos cachorros, que habían estado más inocentes que nunca.

El carrusel de cambios que introduciría Caparrós, con Ion Vélez, Susaeta y Gurpegui poco y nada afectarían al partido. Los rojiblancos sólo serían capaces de crear cierto "run run" en la grada con balones colgados al área rival, sabedores de la debilidad defensiva del Barça. Pero ni por esas, la inoperacia de unos y el conformismo con el 0-1 de los otros convirtió el final del choque en un soporífero trámite.

Los minutos finales del choque sirvieron para ver a Etoo fallar lo infallable tras un servicio medido de Iniesta, y saber la razón por la que el club catalán le busca un sustituto en los despachos. Los tres puntos perdidos dejan al Athletic tocado en la parte baja de la tabla, pero la imagen ofrecida por ambos no mereció mucho más que 90 minutos interminables de nuestra atención.

La ficha del partido

0 - Athletic: Irazoz; Iraola, Ocio, Amorebieta, Balenziaga; Gabilondo (Ion Vélez 75"), David López, Orbaiz (Gurpegui 76"), Yeste; Garmendia (Susaeta 62") y Llorente.

1 - Barcelona: Valdés, Alves, Piqué, Márquez (Puyol 66"), Abidal, Sergio Sánchez, Touré, Keita (Sergio Busquets 32"), Iniesta, Henry (Hleb 80") y Etoo.

Goles:

0-1,minuto 63: Etoo fusila a Iraizoz tras llevarse la pelota en pugna con un errático Amorebieta.

Árbitro: Undiano Mallenco (Colegio navarro) amonestó con cartulina amarilla a Amorebieta (39"), Orbaiz (49"), Márquez (50"), Balenziaga (74"), Busquets (89") y a Etoo (90").

Incidencias: no se llenó San Mamés para ver al Barcelona, 34.000 espectadores. 19 grados de temperatura al comienzo del encuentro. Vicente del Bosque estuvo presente en el estadio del Athletic para seguir las evoluciones de jugadores como Iraola o Amorebieta.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información