Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Simulacro de partido en tierras helvéticas

Loopy de Loop, la crónica Loopy de Loop, la crónica


Sin rival. No hizo falta el robo, el Basilea entregó la cartera, el bolso, el dinero y por poco no incluye a sus familiares en el pack. Guardiola había vuelto a destaparse con unos cambios incomprensibles en el once, dejando a Etoo, Henry e incluso a Iniesta en el banquillo, pero el enemigo esta vez era tan insignificante que daba igual si jugaba el Barça y o Barça Athletic. Messi solo se bastaría para marear a once jugadores y 40.000 espectadores suizos.

El argentino comenzaba el partido a lo grande, combinando con Alves en un precioso gesto técnico del brasileño picando la pelota mirando al tendido, al más puro estilo Laudrup, para que "la pulga" abriera el marcador. Con esa corta ventaja en el marcador, cierto es que el Basilea tendría el empate en sus manos, o mejor dicho en las botas del delantero Streller, pero los suizos eran tan flojitos atrás como adelante, y el ariete falló solo ante Valdés.

A partir de entonces no hubo más noticias del Basilea. Messi se divertía entre gambetas y cambios de ritmo como si jugara con juveniles, y Xavi, más práctico interrumpió el circo del argentino para poner en bandeja el segundo de la noche a Busquets, en su estreno goleador con el Barça. A los pocos minutos sería Bojan quien pondría en evidencia a toda la zaga suiza, caracoleando en la frontal y ajustando el disparo al palo derecho de Costanzo, y ya iban tres.

Tras la enésima cabalgada con burla incluida de Messi, los zagueros suizos, muertos de miedo, entraban en bloque y al bulto al argentino, en un craso error que dejó varias veces solo a Hleb y a Bojan, que si no marcaron fue por pura inoperancia. Alves también quería sumarse a la fiesta ante el irrisorio equipo que estaba enfrente y lo intentó en todas las claves posibles, pero sus subidas no tuvieron premio efectivo, y sus tiros salieron siempre desviados.

Messi se basta caminando




En dos arreones nada más comenzar la segunda mitad, el Barça abultaría el marcador hasta la vergüenza. Aunque los jugadores del Basilea no parecían muy afectados sobre el campo, sabedores de que su nivel no daba para más, sí lo estaba un Roger Federer, nativo de la ciudad de Basilea, que había acudido al partido y junto a su esposa no sabía donde meterse en la grada con cada estocada azulgrana.

Bojan hacía el cuarto gracias a un buen pase profundo de Busquets, y en un abrir y cerrar de ojos Xavi se sacaba un latigazo desde la frontal para poner el 0-5 en el marcador. Además de la goleada, el choque estaba sirviendo para ver toda una lección de Bojan de cómo fallar goles hechos. Ya en la primera parte había mandado al limbo un par de balones a un metro de la línea de gol, como si del defensa más expeditivo se tratase. Con todo a su favor, esta vez el canterano desaprovecharía otra oportunidad intentando una jugada imposible picando el balón sobre la salida del portero. Si la goleada no marcó records también se lo debe el Basilea a la falta de puntería del pequeño ariete azulgrana.

Tan superior se sintió el Barça, que bajó los brazos y levantó el pie de acelerador, privando a los espectadores de presenciar quizá la mayor goleada de la historia de la Champions, pues el rival daba para ello, en un gesto de egoísmo sin precedentes.

Tres puntos regalados, de esos que hacen pensar si funciona la Liga de Campeones tal y como está organizada, con rivales de tan poca enjundia como el Basilea, que quizá no llegue al nivel ni de un segunda español, como al menos demostró en esta fría noche de miércoles.

La ficha del partido:

0 - Basilea: Costanzo; Zanni, Abraham, Marque, Safari; Gjasula; Rubio (Stocker 46"), Ergic, Chipperfield (Gjasula 56"); Derdiyok; y Streller (Eduardo 71").

5 - Barcelona: Barcelona: Valdés, Alves, Puyol, Márquez (Cáceres 52"), Sylvinho, Xavi (Xavi 57"), Touré (Víctor Sánchez (67"), Busquets, Hleb, Messi, y Bojan.

Goles:

0-1, minuto 4: Messi caracolea entre varios rivales para combinar con Alves que le pone un pase picado para que el argentino mate delante del portero.

0-2, minuto 15: Xavi coloca un balón picado a Busquets para que éste bata solo a Costanzo.

0-3, minuto 22: Bojan dispara desde la frontal raso y el portero no llega a la pelota pegada al palo.

0-4, minuto 46: Busquets pone en profundidad para Bojan que define con serenidad.

0-5, minuto 48: Xavi dispara raso desde la frontal colocando la pelota pegada al palo.

Árbitro: Eric Braamhaar (Holanda), amonestó con cartulina amarilla a Rubio (42") y a Abraham (85").

Incidencias: No se llenó el St. Jakob Park para ver al Barcelona, 40.000 espectadores. En la grada del estadio estuvo el número 2 del Mundo, Roger Federer , ataviado con la bufanda del Basilea.


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información