Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ser de Primera...se vende caro

  • A falta de cinco jornadas para el final, la lucha por la permanencia está al "rojo vivo"
Asun Redondo Asun Redondo
Cuando la emoción por conocer al líder de esta Liga se ha esfumado, la tensión en la parte baja está más alta que nunca. Y es que este año, seis equipos siguen estando en la cuerda floja y el más mínimo descuido en las próximas cinco jornadas cambiaría radicalmente su sino. Entre esos equipos que rondan por la "zona peligrosa" se encuentra el Valladolid, que con 39 puntos está a tan sólo dos del Recreativo, hoy por hoy en puestos de descenso.

Con esta puntuación, los blanquivioleta se habrían salvado en las temporadas 2004-2005 y 2002-2003. En el primer caso, el Levante cayó a Segunda con 37 puntos. En el segundo, fue el Recreativo el que se esfumó de Primera tras finalizar la temporada con 36 puntos. Pero este año, la permanencia está más cara que nunca. Eso ha hecho que la lucha por la permanencia esté todavía al "rojo vivo" y que equipos como el Valladolid, con 39 puntos, tengan que seguir peleando por escapar de esa "patata caliente" que están siendo este año los tres últimos puestos de la tabla.

Los de Mendilibar no habían tenido nunca tan complicado el eludir el descenso. Desde la temporada 1997-1998 se mantienen los mismos parámetros que rigen ahora. Veinte equipos y tres puntos por victoria. Sin embargo, sólo dos equipos se iban al pozo directamente y otras dos escuadras jugaban la promoción. Fue en la temporada 1999-2000 cuando se inauguró el formato que rige ahora: tres descensos directos. Aquella campaña descendieron equipos como el Sevilla, Atlético de Madrid y Betis. Los verdiblancos cayeron con 36 puntos. Este año, el Recreativo, con 37, está en la zona roja. Por tanto, este año, 43 puntos todavía no otorgan demasiada tranquilidad para huir del temido descenso.

Lo normal es que después de 33 jornadas el descenso esté fijado en poco más de 30 puntos. Por ejemplo, el Celta, la temporada pasada, se encontraba a estas alturas del campeonato el decimoctavo puesto con 30 puntos. El Valladolid, con sus 39, estaría decimocuarto. De hecho, durante la última década, la marca del descenso con cinco partidos por jugarse no ha superado nunca los 35 puntos, hasta ahora.

Los blanquivioletas supieron lo que era caer a los infiernos en la temporada 2003-2004. En la jornada 33 de aquella campaña el Espanyol, con 34 puntos, ocupaba el puesto que ostenta hoy por hoy el Valladolid. Los vallisoletanos se hundieron sin remisión a pesar de acabar la Liga con 41 puntos.

Este año, la tercera plaza del descenso cuenta con seis candidatos. Murcia y Levante están ya sentenciados. El Real Valladolid, con el menos presupuesto de la categoría, confía en su buena racha en esta recta final y espera alcanzar los 44 puntos que se antojan como seguros para no bajar. En esta encarnecida lucha por la permanencia reside la emoción de esta Liga.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información