Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Aduriz fue el ejecutor del Espanyol

EFE - Mallorca EFE - Mallorca
El delantero vasco Aritz Aduriz acabó con la resistencia del Espanyol en el Ono Estadi al marcar dos de los tres goles, ambos de cabeza y en la segunda parte, con los que el Mallorca resolvió el partido.

Aduriz, que ya suma tres goles, fue providencial en la victoria balear, que rompe una racha de dos derrotas seguidas ante el Sporting de Gijón y Betis.

El marcador lo cerró Fernando Varela en otra espléndida jugada, que castigó los numerosos errores de Espanyol en Palma. Los "periquitos" volvieron a fracasar en un campo donde no ganan desde hace ocho años. Sólo aguantaron un tiempo. En la segunda parte, sin chispa ni ritmo, fueron un juguete a manos de su rival.

Lo mejor de la primera parte lo hizo Josep Lluís Martí (min. 32), que tras robar un balón en el área blanquiazul y regatear a un defensa, levantó el balón por encima de Kameni. No fue gol por poco, pero los aficionados aplaudieron la acción como si lo hubiese sido.

En el terreno de juego habían jugadores de calidad contrastada, pero todos sucumbieron a los férreos marcajes y a unas defensas que se emplearon sin contemplaciones. Además, se registraron decenas de pases mal ejecutados en ambos equipos.



Juan Arango inició muchas jugadas, pero no culminó ninguna, hasta que en el minuto 38 la paciencia de los aficionados se colmó cuando el venezolano se enredó en un regate y perdió el balón. La pitada fue general.

La cabeza de Aduriz, letal

Poco le ayudaron Fernando Varela y Juan Manuel Jurado, y la lucha tan titánica como estéril del vasco Aritz Aduriz en la primera parte tampoco fue argumento de peso para abrir espacios en la segura y expeditiva defensa visitante.

El Espanyol tampoco estaba para tirar cohetes. De La Peña naufragó en el centro del campo, y los estiletes Luis García y Raúl Tamudo, pese a su esfuerzo, tampoco estuvieron finos. Al equipo de Bartolomé Márquez le bastó con situarse con orden en el campo para contener las embestidas locales, hasta que apareció Aduriz nada más empezar la segunda parte.

El ex futbolista del Athletic de Bilbao rompió al Espanyol y el partido con dos cabezazos en diez minutos. Nadie se eleva en el área como el jugador vasco y, de es forma, "retrató" a la defensa "periquita" tras recibir sendas asistencias de Jurado.

Con el partido casi resuelto, el Mallorca quiso reducir el ritmo de las acciones en la última media hora. Lo logró solo a medias, ya que el Espanyol se fue arriba con decisión y pudo reducir diferencias en el marcador en el minuto 68, cuando David Navarro sacó bajo los palos un remate de Tamudo.

Pero, ese adelantamiento general de las líneas del Espanyol fue rápidamente castigado por el Mallorca, ahora sí, dueño y señor del partido. Fernando Varela se plantó sólo ante Kameni y le levantó el balón para sentenciar el partido. El resto fue una exhibición del conjunto balear.

Ficha técnica:

3-Mallorca: Moyá; Josemi, Ramis, Navarro, Corrales; Varela, Martí, Santana, Jurado (Castro, min. 86), Arango (Keita, min. 80); Aduriz (Webó, min. 82).

0-Espanyol: Kameni; Sergio Sánchez, Jarque, Nico Pareja, Beranger; Moisés Hurtado, Coro, De la Peña (Román, min. 78); Luis García, Nené (Rufete, min. 60) y Tamudo.

Goles: 1-0, min. 49: Aduriz, de cabeza, tras un centro de Jurado; 2-0, min. 59: Aduriz cabezea a la red un córner lanzado por Jurado; 3-0, min. 76: Varela, libre de marcajes, levanta el balón por encima e Kameni.

Arbitro: Rodríguez Santiago, colegio castellano-leonés. Amonestó a Aduriz, Santana y Josemi del Mallorca; a Beranger y Jarque del Espanyol.

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de Liga en Primera división disputado en el Ono Estadi ante unos 13.000 espectadores. Los jugadores de ambos equipos saltaron al campo luciendo una camiseta con la leyenda "Tot amb César" (Todos con César), el niño mallorquín de cinco años que necesita un trasplante para superar una leucemia
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información