Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Murcia, dos fracasos en Primera

Asun Redondo - Madrid Asun Redondo - Madrid
Hay quienes piensan que cuanto más dinero se invierte en un proyecto, mejor le van a ir las cosas. Y puede que en algunas ocasiones sea así. Pero en el caso del Murcia, una gran inversión económica no le ha salvado de hacer su segundo ridículo en Primera. El doble de presupuesto, el triple de abonados y los jugadores más caros de la historia del club granota no van a evitar que el equipo cometa un fracaso similar al de su última campaña en la categoría reina del fútbol español.

Después del rotundo fracaso de la temporada 2003-2004, la última de los murcianos en Primera, todos los esfuerzos estaban puestos en crear un proyecto sólido y de garantías, para permanecer en la máxima categoría, aunque con sufrimiento. Para ello, el presidente, Jesús Samper puso sobre la mesa el doble de presupuesto que aquella 2003-2004 (30 millones de euros). Con esa inversión se contrató a los jugadores más caros de la historia del club y se ofrecieron contratos con cifras que superan en gran parte de los casos los 600.000 euros por temporada. Ante esta propuesta tan optimista de futuro, la afición respondió masivamente, lo que causó un incremento de abonados. Si en el último paso por Primera contaban con 9000 forofos, en esta ocasión la entidad tuvo que poner límite al alcanzar los 25.000.

Fichajes como el de Baiano (4"5 millones) y Goitom (más de 3 millones) han sido los más caros del club y su resultado sobre el césped está aún por ver. Idem con Pablo García, Regueiro y Movilla, que no han hecho demasiado para evitar el segundo ridículo del equipo en Primera. Además, en los momentos de mayor importancia, cuando el equipo se desplomaba estrepitósamente hacia el descenso, Jesús Samper no supo estar a la altura, mostrando cierto desinterés.

En los diez años con Samper al timón, el equipo ha logrado en dos ocasiones dar el salto a primera y en ambas ocasiones con fracaso, porque salvo milagro, este año no evitará que se repita la situación. Fallos como la falta de acierto a la hora de fichar por parte de Alcaraz, la incomprensible decisión de renovar a jugadores que no valían ni para Segunda, como Marañón y Gallardo y el poco atino en los refuerzos del "mercado de invierno" han llevado al equipo a tropezar por segunda vez en la misma piedra.

La diferencia con el primer fracaso respecto a este es que en aquel salieron revalorizados algunos jugadores, como Luis García, por el que el Mallorca pagó 3 millones de euros y hoy es internacional; Maciel, que se marchó cedido al Mallorca, y Daniel Jensen, que fichó por el Werder Bremen. En esta ocasión, las cosas tienen peor pinta, ya que no sólo no va a sacar beneficios por sus jugadores, sino que además se despedirá de Primera hipotecado por la gran cantidad de contratos en vigor, muchos de ellos de larga duración, y las altas fichas de los jugadores de la plantilla.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información