Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Amoroso denuncia que dirigentes de Aris Salónica saquearon su casa

EFE - Río Janeiro EFE - Río Janeiro
El delantero brasileño Marcio Amoroso dos Santos denunció que su casa en la ciudad griega de Salónica fue saqueada por los dirigentes del Aris de Salónica, su último equipo, informaron medios locales. Amoroso, de 34 años, llegó como el fichaje estrella del conjunto helénico en enero de 2008, pero a finales de junio rompió el contrato alegando tres meses de salarios atrasados y denunció los hechos a la FIFA.

La reacción de los dirigentes del Aris fue invadir hace pocos días su casa y confiscar objetos por valor de cerca de 300.000 euros (unos 375.000 dólares), dijo el propio jugador en declaraciones al portal Globoesporte. "Marco Aurelio (defensa del Aris), Thiago Gentil (centrocampista) y Wellerson (preparador de porteros) me llamaron esta semana para avisar que los dirigentes del Aris se apoderaron de algunas pertenencias mías sin mi autorización", explicó Amoroso.

Le desvalijaron 300.000 euros

Según el jugador brasileño, los dirigentes "se llevaron" seis relojes, dos ordenadores, joyas de su mujer y vídeo-juegos de sus hijos. "De una hora para la otra, perdí en una broma 300.000 euros", señaló Amoroso. El futbolista brasileño afirmó que tiene miedo de volver a la ciudad griega para solucionar el asunto. "Lo peor es que no puedo recuperar mis bienes. Tengo miedo de viajar a Grecia y sufrir una represalia todavía mayor de los dirigentes, que pueden poner a la afición contra en mi contra. Mis hijos están traumatizados, están recibiendo tratamiento psicológico después de todo esto", enfatizó.

A sus 34 años, Amoroso presenta un amplio currículo futbolístico, que incluye doce equipos en cinco países además de Brasil. Surgido de la cantera del Guaraní, con 18 años fue cedido al Verdy Kawasaki japonés. Volvió a su país para actuar durante una temporada en el mismo equipo y otra en el Flamengo. Udinese y Parma, en Italia, Borussia Dortmund en Alemania y el Málaga fueron sus siguientes equipos. Después regresaría a Brasil en 2005, con el Sao Paulo y ese mismo año fue repescado por el Milán, en el que no cuajó.

De vuelta en su país, actuó con el Corinthians y el Gremio de Porto Alegre, antes de emprender la aventura griega a inicios del 2008. A su llegada a Salónica, fue recibido con vitola de estrella por unas 7.000 personas, aunque apenas pudo lucirse por las pocas oportunidades que tuvo. En su palmarés destaca una Copa América con Brasil (1999), una Liga alemana (2002), una Copa Libertadores (2005) y un Mundial de clubes de la FIFA (2005). En plano individual, Amoroso fue el máximo goleador de la Liga brasileña (1994), italiana (1999), alemana (2002) y del Mundial de Clubes de la FIFA de 2005, en el que fue designado mejor delantero de la final.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información