Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ballack y Löw hacen las paces

  • El internacional alemán permanecerá en el equipo
EFE EFE
El internacional alemán Michael Ballack y el seleccionador Joachim Löw han sellado la paz, lo que permitirá al capitán permanecer en el equipo. Según comunicó hoy la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Ballack se disculpó ayer jueves ante Löw por las críticas formuladas contra el preparador a través de la prensa.

"Reconozco que fue un error dirigirme a la prensa y siento haber dado la impresión de que quería criticar a Löw en su posición como entrenador", dijo Ballack en un comunicado difundido hoy por la DFB. El jugador del Chelsea había viajado por exigencia de Löw a Fráncfort, y, según la DFB, nada más concluir la conversación, retornó ayer mismo a Londres.

Ballack, actualmente de baja en el Chelsea por una lesión, criticó abiertamente los métodos de Löw en una reciente entrevista, lo que provocó una fulminante reacción del seleccionador, que le exigió una disculpa. Löw "es el seleccionador, él toma las decisiones y las tenemos que aceptar. En mi conversación con él no dejé lugar a dudas de que podemos trabajar juntos en la selección en buen ambiente y alcanzar nuestros objetivos", añadió Balalck en el citado comunicado.

"Tiene que respetar las reglas"

El preparador, por su parte,subrayó que "Ballack sigue siendo mi capitán", pero subrayó que como tal "tiene que respetar las reglas". "Él sabe que puede hablar de todo internamente pero también que todas las decisiones deportivas y relacionadas con el personal las toma el equipo de entrenadores; es algo que le he dejado muy claro a Michael", subrayó Löw.

Con ello aludió a las diferencias que hubo entre Ballack y el manager de la selección Oliver Bierhoff -el capitán le criticó por entrometerse demasiado en las tareas propiamente deportivas- que fueron el primer estallido del jugador del Chelsea en la selección, y al que le siguieron las críticas a Löw.

El proceder de Ballack había sido duramente criticado tanto por el "kaiser" del fútbol alemán Franz Beckenbauer como por el presidente de la DFB, Theo Zwanziger, que lo consideran intolerable. Desde hace días en los medios alemanes se hablaba de una expulsión de Ballack, que seguiría a la de Kevin Kuranyi, al que Löw echó de la selección por abandonar el estadio en pleno partido, por sentirse marginado del juego.

Las críticas de Ballack acentuaron la sensación de caos interno y falta de autoridad en la selección, ya que venían acompañadas de otras declaraciones del asimismo internacional Torsten Frings, que se siente relegado por el seleccionador.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información