Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Así jugó Sergio Ramos contra Turquía

  • El camero volvió a lucir brazalete en la victoria de España ante Turquía
Ramos durante el partido contra Turquía Ramos durante el partido contra Turquía
Sergio Ramos recibiendo la amarilla contra Turquía
Alejandro Albaladejo Alejandro Albaladejo

Partido que por el resultado podría parecer cómodo para Sergio Ramos, pero nada más lejos de la realidad. El jugador del Real Madrid sufrió mucho, sobre todo en la primera mitad, a raíz de ver la tarjeta amarilla en el primer minuto de partido. 

El partido no comenzó bien para Sergio Ramos. Siempre es complicado gestionar un partido, practicamente completo, con una tarjeta amarilla. El capitán de la selección fue amonestado al poco de iniciar el encuentro tras una clara falta sobre un jugador turco y a partir de ahí se vio al sevillano muy condicionado en las distintas acciones defensivas a las que tuvo que enfrentarse a lo largo de todo el partido. 

Conforme fueron llegando los goles de España la presión de los turcos fue disminuyendo y cada vez exigieron menos a la defensa española en general y a Sergio Ramos en particular, que pudo aguantar todo el partido sin la necesidad de forzar ninguna otra acción que pudiera ser sancionada por el árbitro como tarjeta amarilla y que significara la expulsión. 

Si en la primera parte el capitán de la selección sufrió más de lo esperado, en la segunda se recompuso, recuperó la tranquilidad y la confianza y volvió a parecerse al Sergio Ramos que acostumbra. Siempre que tuvo que actuar lo hizo de forma correcta y junto a Piqué desbarataron cualquier opción del equipo turco de meterse en el partido.


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información