Ir a versión clásica Ir a versión móvil
17 septiembre 2016

El Barcelona castigó la bisoñez del Leganés

  • El equipo azulgrana recupera el liderato (1-5) a la espera de lo que haga el Madrid
Messi celebra uno de sus goles al Leganés Messi celebra uno de sus goles al Leganés
Festín culé ante un Leganés demasiado inocente en defensa
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El Barcelona se ha dado este sábado un auténtico festín de goles (1-5) en su visita a Butarque. Los de Luis Enrique han superado sin demasiados problemas a un rival que no dejó una mala imagen a pesar del resultado, pero que erró su planteamiento al proponer una defensa demasiado adelantada que la calidad de su rival castigó una y otra vez.

La 'MSN' ha tenido este sábado una jornada soñada, pues el Leganés ha dado plenas facilidades para que los tres atacantes culés hicieran sus habituales 'diabluras'. El conjunto pepinero saltó al campo con ilusión y ganas de dar la sorpresa al proponer un partido de tú a tú con su rival, a diferencia de lo ocurrido hace un par de semanas, cuando optó por dar prioridad a su defensa para acabar arañando un empate ante el Atlético de Madrid. Sin embargo su falta de pegada le acabó pasando factura y facilitó que el Barcelona sacara 'petróleo' una y otra vez en sus incursiones con velocidad al espacio.

Así pues el contragolpe fue el mejor arma barcelonista en Butarque y solo hicieron falta 15 minutos para que Messi abriera la 'lata' tras un buen robo de Rafinha que armó en jugada Luis Suárez y culminó en la definición el argentino. Fue un tanto hasta cierto punto previsible por la diferencia de calidad entre los contendientes, pero el Leganés no se hundió y se mantuvo firme en su plan de ronda el área rival. De hecho los locales ofrecieron buenos minutos a su público e incluso soñaron con hacerle un histórico gol a su rival, aunque a la hora de definir la portería culé se les hacía muy pequeña.

Fiesta culé... y pepinera

Por ello el encuentro no fue nada cómodo en sus primeros compases para los de Luis Enrique, pero todo acabó en el minuto 34 con un 'regalo' suicida de la defensa a Messi. El '10' agarró el balón en tres cuartos, se fue de los defensas que le salieron al paso y dejó el balón para que Luis Suárez lo empujara a la red poniendo el 0-2. Fue prácticamente la puntilla para los madrileños, aunque estos todavía dieron su último 'estertor' pocos minutos después gracias a un jugadón de Machís que Umtiti logró sacar con serios apuros bajo los palos.

Justo antes del descanso Neymar puso el 0-3 tras otra jugada colectiva de la 'MSN' y tras la reanudación el brasileño provocó un penalti que Messi se encargó de convertir con una buena ejecución. Para entonces el 'debut' culé en Butarque era ya un paseo al que se apuntó Rafinha en el minuto 64 con un espléndido zurdazo desde la frontal.

De esta forma Luis Enrique pudo empezar a dar descanso a algunas de sus estrellas y el Barcelona se desconectó algo del partido, lo que aprovechó Gabriel para premiar al entregado público leganense con un soberbio golazo de falta directa. Fue un buen épilogo para un partido sin demasiada historia (1-5), pero que deja satisfecho a los dos equipos. Al Barcelona por la goleada y por recuperar el liderato a la espera de lo que haga mañana el Real Madrid; y al Leganés por su golazo, su valentía y por la buena imagen ofrecida a pesar de la evidente fragilidad de su defensa.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información