Ir a versión clásica Ir a versión móvil
09 octubre 2016

Esta vez, Bale no fue suficiente para Gales

  • Gales 1-Georgia 1
Bale, gol, Gales, Georgia Bale, gol, Gales, Georgia
Gareth Bale
Miguel Ángel Díaz Miguel Ángel Díaz

Empate y gracias. Gales no ha podido hacer valer el gol de Bale en la primera parte para llevarse los 3 puntos frente a Georgia. La selección georgiana fue muy superior en la segunda parte y acumuló ocasiones de sobra como para incluso llevarse la victoria de Cardiff. El madridista Gareth Bale fue la única nota positiva de una Gales espesa, fallona y con problemas físicos.

Bale jugó ante Georgia consumiendo un día más en la oficina. La primera parte realizada por el jugador madridista ejemplificó a la perfección la importancia del jugador madridista para su selección. El ‘11’ estuvo en todos los sitios: dirigió, creó, corrió por la banda, puso centros, sacó de banda y, por supuesto, marcó el único tanto del primer acto.

A los 5 minutos no llegó a un centro de King en ‘boca’ de gol pero solamente cuatro minutos más tarde anotó de cabeza a la salida de un córner con la testa. El madridista se adelantó a la defensa y cabeceó de manera inapelable a la red. Bale estaba omnipresente y era el mejor de un equipo galés que dominaba a Georgia con facilidad.

El gol relajó los ánimos locales, los visitantes aglutinaron más posesión y Ananidze pudo empatar de falta directa pero el esférico se estrelló en el larguero. La primera parte languideció con pocas ocasiones y con una Gales que parecía casi conformarse con el gol marcado por Bale…

De Bale a Okriashvili, el '10' georgiano la lió en Cardiff

La imprevisibilidad del fútbol hace que un desconocido como  Okriashvili cambie el curso de los acontecimientos y se convierta en el protagonista del encuentro. Gales pegó un bajón físico alarmante en la segunda parte que Georgia aprovechó no solo para contragolpear sino incluso para ‘humillar’ en ocasiones a los galeses. Bale no daba abasto en la construcción y cada pérdida británica era aprovechada por los georgianos para crear peligro.

Okriashvili empataba a los 11’ de la reanudación y en los últimos 20 minutos, los visitantes coleccionaron ocasiones por un tubo. Qazaishvili, Mchedlidze y Ananidze las tuvieron de todos los colores para poner el 1-2.

No fueron capaces y a base de arreones, de pelotas colgadas y con más corazón que fútbol-sin Allen y Ramsey, Gales no tiene creación en el medio-, Robson-Kanu pudo hacer el 2-1. Empate final que trastoca los planes de Gales en la fase de clasificación. Esta vez, la omnipresencia de Bale no fue suficiente para ganar…

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información