Ir a versión clásica Ir a versión móvil
10 octubre 2016

Piqué, víctima del absurdo que él mismo ha alimentado con España

  • El central anuncia que se retirará del combinado nacional tras el Mundial de Rusia
Piqué, en el partido del domingo ante Albania Piqué, en el partido del domingo ante Albania
El catalán ha aprovechado su última polémica para poner ''punto y final'
Defensa Central Defensa Central

Gerard Piqué sigue comprobando de primera mano que el que siembra vientos recoge tempestades. El central fue anoche el protagonista involuntario de una nueva y absurda polémica que acabó siendo la gota que colmó el vaso de su paciencia. Por ello al término del Albania-España dejó claro que tiene previsto retirarse de la selección una vez finalice el Mundial de Rusia de 2018.

Razones tuvo para enfadarse, pues mientras él jugaba el partido la red social 'Twitter' ardía con elucubraciones sobre los motivos que le habían llevado a cortarse las mangas largas de la camiseta nacional. En España el modelo de camiseta con manga larga lleva los colores nacionales en sus mangas, a la altura de las muñecas; mientras que el modelo de camiseta de maga corta lleva estos colores sobre el codo. Por ello algunos usuarios aseguraron que el futbolista se había eliminado intencionadamente el rojo y gualda, aunque en realidad solo había cortado su modelo de manga larga para que no le molestara.

Así, al acabar el choque aclaró que se había cortado la camiseta "porque las mangas eran muy cortas y me molestaban. Es muy cansino, lo acepto y sigo adelante. Lo he intentado todo, pero ya no aguanto más. Lo de hoy con las mangas es la gota que colma el vaso. Han conseguido que pierda la ilusión por venir aquú y aunqe después de Rusia solo tendrá 31 años, dejaré la selección".

Veremos si la decisión es definitiva o acaba reculando como su amigo Messi, pero lo que parece claro es que el único que se ha metido en este 'jardín' ha sido el propio Piqué. Él sólo ha conseguido que se analice hasta un extremo enfermizo todo lo que hace con España, y lo ha hecho participando en actos públicos en favor del independentismo catalán y con referencias ofensivas en 2011 en el Bernabéu en las que gritó a los jugadores merengues llamándoles "españolitos" y asegurándoles que les iban a ganar la Copa de "su" rey.

Así, puede que ayer fuera una víctima del absurdo en el que se ha convertido su situación en la selección española, pero nadie puede olvidar que el propio Piqué ha sido el que fundamentalmente lo ha alimentado durante los últimos años.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información