Ir a versión clásica Ir a versión móvil
24 octubre 2016

La 'Caverna' convierte al villano Messi en mártir

  • La prensa culé justifica el comportamiento barriobajero del argentino
Messi insultando a la grada tras marcar Messi insultando a la grada tras marcar
Messi y sus compañeros demostraron en Valencia su mal ganar
El Infiltrado El Infiltrado

Saludos, queridos madridistas. El domingo dejamos atrás la última semana y con ella un buen puñado de noticias e informaciones de la prensa barcelonista que merecen un pormenorizado análisis por nuestra parte. La fantasiosa imaginación de la Caverna culé demuestra semana tras semana su capacidad para adulterar la realidad con el fin de alegrarle la vista y los oídos a sus aficionados. Sin embargo, nuestra tarea desde estas líneas es bajarles de la nube y dejarles claro que, por muy felices que se las prometan, a su equipo siempre le tocará vivir a la sombra del Real Madrid.

1. El Espanyol denuncia el sentimiento catalán de 'boquilla' del Barcelona

El Barça y el Espanyol se enfrentarán mañana martes en Tarragona para disputar la Supercopa Catalunya, un partido que los azulgranas jugarán con un grueso importante de futbolistas del filial. Esta situación no ha gustado nada a Joan Collet, expresidente del Espanyol, que en la tertulia de ‘El Món a RAC1’ ha manifestado su disconformidad por el poco compromiso del Barça con la competición. “Intentamos hacer país. ¿De qué forma? El Barça siempre ha menospreciado esta competición. Ahora y en todos sus formatos. Siempre han ido a jugar con un equipo repleto de suplentes”, sentenció Collet, que lamentó que no se tomen en serio el partido.

 

Respuesta del Infiltrado: En el Barcelona se les llena la boca cuando se trata de hablar de Cataluña. En el club catalán siempre están abiertos a facilitar la propaganda política entre sus seguidores. Pero cuando llega la hora de la verdad y pueden presumir de catalanidad en el aspecto que de verdad debería importarles, el futbolístico, ellos deciden pasar olímpicamente. Así, el presidente del Espanyol, Joan Collet, ha denunciado el pasotismo y desprecio culé a la Supercopa catalana por plantear el partido ante su equipo con los suplentes. ¿Así es como honran a su Comunidad Autónoma?


2. La justificación más lamentable y vergonzosa

La imagen de Leo Messi dirigiéndose a la grada de Mestalla y celebrando con el puño en alto el gol de la victoria ante el Valencia es una instantánea casi insólita, ya que el ‘10’ azulgrana suele destacar por ser un chico reservado y que nunca se sale del guión. (…) El crack argentino se apartó de sus compañeros y se dirigió a los aficionados de la Curva Nord con los siguientes términos: “La concha de su madre, hijos de re mil p****”, una reacción desmedida, sí, pero nada fuera de lugar a tenor de los actos que acaban de acontecer en el terreno de juego.


Respuesta del Infiltrado: ALUCINANTE. "La reacción de Messi fue desmedida, pero nada fuera de lugar" aseguraba el domingo el diario 'Mundo Deportivo'. Es decir, que justificaron que el mejor jugador del Barcelona insultara a los miles de valencianistas que estaban en Mestalla en el partido. ¿Se imaginan lo que este mismo diario y otros de su cuerda habrían dicho si Cristiano hubiera sido el protagonista? O mejor dicho, no hace falta hacerlo, porque cada vez que el luso exclama para sí su característico 'fodase' ya tiene a una tropa de antimadridistas encima suyo. Patético ejemplo el que dan a sus lectores y a los jóvenes en general, ya que defienden una reacción violenta e insultante si hay provocaciones de por medio...

Luis Suárez y Neymar cayeron al suelo tras el 'botellazo'

3. En Mestalla afloró el Luis Enrique que todos conocemos

Luis Enrique se encaró con el futbolista del Valencia al que le recriminó de forma ostentosa la acción punible que acabó con Iniesta solicitando el cambio al instante mientras intentaban inmovilizar su rodilla. Enzo Pérez tampoco se amilanó lo más mínimo y desde el césped mantuvo un breve pero intenso diálogo con el entrenador del Barça. Una y otra vez se limitó a señalar que él contactó con el balón y que el resto fue un simple infortunio. El técnico asturiano, junto a Juan Carlos Unzué, descargaron sus iras sobre el asistente y el colegiado Undiano Mallenco, que también pasó de puntillas sobre la acción y no mostró ni una cartulina a Enzo Pérez.

 

Respuesta del Infiltrado: Los que llevamos ya bastantes años viendo fútbol conocemos al verdadero Luis Enrique. El asturiano ahora suele hacerse el listillo e ir de moderado en las ruedas de prensa, pero a la hora de la verdad tiene problemas para esconder su carácter irascible. Por eso el pasado sábado quedó retratado cuando Iniesta cayó lesionado por una entrada de Enzo Pérez. El técnico perdió los papeles y mostró la misma imagen que recordábamos de él en su etapa de jugador: la del tipo agresivo y desmedido que no duda en excederse a la hora de pedir lo que quiere.


 

4. La botella que dejó en ridículo a medio FC Barcelona

Conocíamos la bala de Kennedy, y ahora tenemos la botella de Mestalla. Hito historico de nuestro fútbol desde ya. ¿Cómo un solo proyectil generó media docena de impactos? El Comité Nacional de Árbitros debería abrir una sección de balística. Alguien lanzó una botella a los jugadores del Barcelona cuando celebraban un gol y éstos saltaron como si fuera una granada del Equipo A. Estaban en clara formación de piña y alguien lanzó un objeto (acto reprobable, condenable, execrable, sancionable...) que cayó en el centro del grupo. No se ve con claridad en quién impacta, Messi parece, pero desencadenó un movimiento colectivo extraordinario: todos los futbolistas presentes reaccionaron en cadena llevándose las manos a la cabeza y desplomándose.

 

Respuesta del Infiltrado: Lógicamente este extracto no es de ningún diario catalán, sino de 'ABC'. Y sirve para denunciar el ridículo que pueden alcanzar en el Barcelona con su ya extendida de fingir sobre los terrenos de juego. El pasado sábado les cayó una botella vacía mientras celebraban el tercer gol marcado al Valencia y casi todos los jugadores de la piña se dieron por agredidos a la vez. ¿Será que además de entrenar todos los días reciben clases de interpretación cuando nadie les ve?

Messi empuja al árbitro Undiano Mallenco

 


5. Y todavía tienen el valor de quejarse del árbitro

Undiano Mallenco es el árbitro que más partidos ha dirigido en Primera División. Ya lleva 295 y se acerca a los 300 desde que debutó en el año 2000. 16 años pitando en la máxima categoría del fútbol español y el reglamento que utiliza el navarro todavía es un misterio. Los jugadores le analizan en los primeros minutos de cada partido para conocer el ‘criterio del día’, como si se tratase de un menú de un restaurante. Y el criterio en Mestalla quedó claro cuál iba a ser hacia el minuto 8, cuando Iniesta avanzó con Parejo agarrado a su camiseta (no vio la amarilla), conectó con Neymar (el balón salió por la línea de banda pero dejó jugar) y apareció Mario Suárez para soltar dos patadas al brasileño, una con la derecha y otra con la izquierda, que el brasileño esquivó en busca del área rival. El centrocampista no recibió amarilla ni advertencia ni nada. Estaba claro: el primer plato, la permisividad.

Respuesta del Infiltrado: El pasado sábado el Barcelona se benefició en Mestalla del peor arbitraje de lo que llevamos de Liga. Undiano Mallenco concedió el primer gol a Messi con Luis Suárez en fuera de juego posicional, no pitó dos claros penaltis de Umtiti y Mascherano y, para colmo, hizo la vista gorda en el minuto 40 para no expulsar a Busquets por segunda amarilla. Así que después de este largo listado lo normal sería que la culerada agachara la cabeza y callara por 'vergüenza torera'. ¡Pero nada de eso! En lugar de ello aseguran que el arbitraje les perjudicó. ¡Ver para creer!

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información