Ir a versión clásica Ir a versión móvil
18 noviembre 2016

El plan DE RISA que maneja el Barcelona por si 'Lucho' les deja plantados

  • En el club catalalán se plantean una solución de carácter interino
Luis Enrique habla con Unzué en el banquillo Luis Enrique habla con Unzué en el banquillo
El Barcelona aún no sabe si Luis Enrique continuará un año más
El Infiltrado El Infiltrado

Luis Enrique es un entrenador al que le encanta jugar al 'ratón y al gato'. El asturiano acostumbra a hacerse el interesante cada vez que puede, así que un año más tiene previsto dejar a su club durante meses con la inquietud sobre si decidirá continuar o no. Y es que no tiene previsto mover pieza al respecto hasta al menos el próximo mes de marzo.

Al actual técnico delBarcelona le gusta tener en tensión a los culés. Él no para de repetir que no es un hombre que quiera estar aferrado a su puesto, así que su intención es ir decidiendo su continuidad en el conjunto culé poco a poco, es decir, año a año. Por eso, mientras en los despachos del Camp Nou cunde el nerviosismo por no tener a un 'míster' con contrato a partir del 1 de julio de 2017, 'Lucho' sigue dejando pasar los días y las semanas sin apenas inmutarse.

El asturiano finaliza su vinculación el próximo verano, pero él tiene claro que no va a mover ni un ápice para negociar con el club. Al menos de momento, mientras el equipo esté en una situación de incertidumbre y todavía haya que comprobar si se cumplen mínimamente los objetivos marcados. De hecho, hace ahora casi dos años el entrenador llegó a estar más fuera que dentro del Barcelona por los malos resultados del plantel, pero fue salvado por la 'campana' gracias a la gran reacción que tuvieron los jugadores, lo que les permitió acabar ganando el 'triplete'.

Y lo cierto es que Luis Enrique lleva viviendo de esos éxitos todo este tiempo. Bien es cierto que el curso pasado también conquistó la Liga y la Copa, pero lo hizo sin ningún tipo de brillantez. Hace tiempo que en la Ciudad Condal dejaron de lado el buen fútbol para ser totalmente resultadistas, así que el ex madridista les vale para sus intereses. Mientras los suyos ganen estarán dispuestos a seguir aguantando el ego y la soberbia de su actual entrenador.

El sorprendente 'plan B' que maneja el Barcelona

Sin embargo, que estén satisfechos con él no quiere decir que le vean como la única opción para su banquillo. La directiva de Bartomeu sabe que Luis Enrique es perfectamente capaz de dejarles plantados de cara a la siguiente temporada a pesar de que se jacta de ser un barcelonista de pura cepa. Por eso ya han empezado a trazar un sorprendente plan que implicaría el mínimo esfuerzo por su parte, ya que prácticamente no tendrían que negociar ni buscar soluciones para el problema lejos del Camp Nou

El mismo consistiría en 'agarrarse' al hombre de confianza de Luis Enrique, Juan Carlos Unzué, para mantener la línea de trabajo actual en el banquillo. El navarro pasaría a ser el primer entrenador si el asturiano renunciara al cargo, de forma que el equipo prácticamente no cambiaría su estilo e idea de juego. De hecho, el ahora segundo técnico culé es un hombre muy sesudo que domina especialmente bien la parcela táctica y estratégica, por lo que en Barcelona creen que está perfectamente capacitado para llevar un banquillo como el suyo aunque nunca ha emprendido una aventura en solitario.

Lo cierto es que esta opción tampoco sorprende demasiado, ya que en el Barça ha imperado habitualmente la 'ley del mínimo esfuerzo' a la hora de buscar entrenador. Cuando Guardiola se marchó ya se optó por situar a su segundo, 'Tito' Vilanova, así que ahora se buscaría repetir la fórmula. Aunque todo supeditado a la aprobación del propio Unzué y de Luis Enrique. Y es que el asturiano tampoco quedaría al margen de este proyecto, ya que la aspiración del club es que el ex jugador estuviera en la 'sombra' en condición de manager del equipo y consejero del propio Unzué.

En definitiva, se trata de un plan 'kafkiano' y que huele a chapuza sin casi haber echado a andar. El temor que reina en el barcelonismo es evidente, ya que hay pavor a que Messi, Luis Suárez y Neymar se desestabilicen si llega un entrenador nuevo y distinto al que hay actualmente. De ahí que busquen por todos los medios 'atar' una solución continuista por si Luis Enrique decide no continuar. Y la misma no sería otra que dar las riendas del equipo a un entrenador sin experiencia y sin currículum como principal responsable de un banquillo. Lo cual más que un 'plan B' suena a 'plan Z'.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información