Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Robinho: "No me servía estar en un buen equipo y ser suplente"

Cree que tiene más fácil ser el mejor porque es titular
Por: Redacción Defensa Central / Agencias Por: Redacción Defensa Central / Agencias

Robinho, delantero brasileño del Manchester City, ha justificado su salida del Real Madrid porque no era titular en todos los partidos, lo que le impedía lograr su propósito de convertirse en el mejor jugador del mundo.

"Con relación al márketing, (el Real Madrid) puede ser el mejor equipo del mundo, pero para mí, el mejor club es aquel en el que juegas cada partido. No me sirve estar en un buen equipo y ser suplente", dijo.

Robinho fue el protagonista de uno de los traspasos más destacados durante el pasado verano futbolístico europeo al dejar el Real Madrid para fichar por el Manchester City inglés, después de haber declarado públicamente que su intención era irse al Chelsea. "Con relación al márketing, (el Real Madrid) puede ser el mejor equipo del mundo, pero para mí, el mejor club es aquel en el que juegas cada partido. No me sirve estar en un buen equipo y ser suplente", dijo.

El delantero brasileño afirmó haber sido recibido "como un Maradona" a su llegada a Inglaterra. "Me trataron como un Maradona, y hasta me dio vergüenza, pero espero retribuir todo este cariño en el campo", afirmó en una entrevista para la edición de noviembre de la revista futbolística, en la que también calificó de "excelente" su llegada a Manchester. Robinho, de 24 años, explicó además que quiere "ser el mejor del mundo, ganar el Mundial y volver al Santos con 29 ó 30 años para ganar la Copa Libertadores".

"NO ME PELEÉ CON WAGNER RIBEIRO"

El ex jugador del Santos brasileño y del Real Madrid declaró sentirse satisfecho por sus primeros meses en la Premier League. "Marqué dos goles en los cuatro primeros partidos, que es una media muy buena para alguien que no es un delantero centro. Quiero hacer más goles, pero si veo un compañero bien colocado, hacer la asistencia, que también es importante", afirmó.

Poco después de fichar por el club de Manchester, Robinho rompió con su representante, Wagner Ribeiro, a quien aconseja "que no cometa más el error de hablar cada día con la prensa". "No me peleé con él, sólo que ahora mi padre es mi representante, y Wagner ahora es un amigo. No es verdad lo que dijo la prensa de que era un ladrón, es una buena persona a la que le estoy muy agradecido porque me ayudó mucho", agregó Robinho.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información