Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Simeone se despide de un River Plate patético

El 'Cholo' tomó la decisión de dar por terminado su ciclo en el banquillo riverplatense el pasado jueves
EFE EFE

Diego Simeone se despidió hoy como entrenador del River Plate, que empató con Huracán (3-3) y continúa último en la clasificación del torneo Apertura 2008 del fútbol argentino, competición en la que ha superado todos los récords negativos de su historia.
 

Simeone, que tomó la decisión de dar por terminado su ciclo en el banquillo riverplatense el pasado jueves, tras la eliminación del equipo en los cuartos de final de la Copa Sudamericana a manos del mexicano Chivas de Guadalajara, pretendía irse con una victoria que le sacara del último puesto en la Liga.

Pero con un rendimiento patético durante la primera parte en el estadio 'Monumental', un River vacío, sin motivación ni respuestas era arrasado por un rival que estrenaba técnico, Angel Cappa, y que hasta el momento en que comenzó el partido sólo había sumado 15 puntos de 39 posibles. A los cuatro minutos de juego el conjunto del barrio porteño del Parque de los Patricios, que este mes celebra su centenario, abrió el marcador por intermedio de Hernán Barcos, que volvió a anotar a los 31 y amplió la ventaja Hugo Barrientos a los 34.

Una racha penosa

La reacción, promovida por el amor propio, permitió que el equipo del 'Cholo' igualara a tres con los tantos de Matías Abelairas (m.59), Radamel Falcao García (m.68), de penalti, y Eduardo Tuzzio (m.76). El penalti que posibilitó que River anotara el segundo tanto fue el primero pitado a su favor en toda la campaña de Simeone como entrenador del equipo en torneo locales. Los jugadores hicieron lo imposible para ganar el partido como tributo a Simeone, pero la decisión la habían tomado de manera tardía. Huracán se defendió como pudo y se llevó un punto importante.

El River Plate, campeón del Clausura que se disputó en el primer semestre del año, ha completado en el Apertura doce encuentros sin victorias, racha que supera a las de 1991 y 1982 con diez, con solamente una victoria en 14 jornadas y diez puntos de los 42 que estaban en juego. Simeone anunció a los dirigentes en México que no quería continuar y que su último partido en el banquillo sería el de este domingo ante Huracán, cinco jornadas antes de la finalización del torneo.

Antes del encuentro, cuando el equipo salió al campo y Simeone se dirigió al banquillo, éste recibió una ovación de los hinchas, que se extendió durante varios minutos ante lo cual el entrenador respondió poniéndose de pie y aplaudiendo a la multitud. Los hinchas gritaban "Olé, olé, olé, Cholo, Cholo". Tras el empate se repitió la escena. Aplaudieron los hinchas y Simeone respondió de la misma manera. La directiva del River Plate comenzará esta semana a buscar un entrenador, y son candidatos Américo Gallego, Nery Pumpido, Néstor Gorosito (Argentinos Juniors) y Diegoo Cagna (Tigre).

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información