Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Málaga quiere encarrilar el ascenso

  • El conjunto donostiarra no conoce la derrota desde la llegada de Juanma Lillo
EFE EFE
El Málaga busca ante la Real Sociedad encarrilar el ascenso y dejar al equipo donostiarra a once puntos de distancia cuando quedarían siete jornadas para la conclusión del campeonato. Ambos equipos, segundo el Málaga y cuarto la Real Sociedad, se enfrentan en La Rosaleda en un partido de urgencias, sobre todo para los realistas, para los que un triunfo significaría acortar las diferencias con los malaguistas e incluso con una victoria podría adelantar al Sporting, tercero, en el caso de que éste pierda en su visita a Cádiz.

El conjunto malagueño ha calificado el partido como el de "medio ascenso", por lo que la concentración es total para afrontar un encuentro en el que, con el apoyo de la afición, La Rosaleda estará completa. La Real Sociedad nunca ha perdido en Andalucía y es uno de los equipos que más puntos ha obtenido como visitante, lo que le convierte en un rival muy peligroso, ya que además cuenta con prácticamente la misma plantilla que jugó la pasada campaña en Primera División. El técnico del Málaga, Juan Ramón Muñiz, ha convocado a diecinueve futbolistas por las molestias físicas del centrocampista Gerardo y recupera al delantero Roberto Peragón, después de una semana ausente por una lesión muscular.

La Real Sociedad tratará de poner nervioso al Sporting de Gijón, que jugará el domingo, en su lucha por la tercera plaza venciendo en La Rosaleda al Málaga, para lo que necesitará mejorar mucho la imagen de las últimas jornadas en la que los resultados no han venido acompañados de buen juego. El conjunto gijonés es el principal rival en la lucha por el ascenso para un equipo donostiarra que también mira por el retrovisor al Córdoba y al Elche, que no están eliminados, y no descartan tampoco echar el lazo y acercarse al rival de mañana, un conjunto malacitano que no tiene asegurada la Primera división y que ha planteado el encuentro con aromas de final.

El conjunto donostiarra no conoce la derrota desde la llegada de Juanma Lillo, aunque también es cierto que su aterrizaje no ha venido acompañado de la mejora en el fútbol que se esperaba y ha comenzado por ello a recibir sus primeras críticas en esa silla caliente que es el banquillo realista. Lillo podría haber tomado buena cuenta de los comentarios que se han producido durante la semana y retocar el esquema de juego para aportar cierto criterio, al introducir el juego por banda del que adoleció en su encuentro contra el Nástic de Tarragona. Nacho y Uranga se perfilan como candidatos para los dos puestos en el perímetro del campo.

Delante podría presentar también Lillo una modificación de calado con el concurso de Andrija Delibasic, el jugador montenegrino que no había jugado más que algunos minutos en las segundas partes, pero que puede ofrecer justo lo que el preparador de la Real necesita para desatascar los partidos.



Alineaciones probables:

Málaga: Goitia; Gámez, Hélder, Weligton, Rossato; Cheli, Carpintero, Apoño, Hidalgo; Calleja y Baha.

Real Sociedad: Riesgo; Gerardo, Mikel González, Labaka, Castillo; Garitano, Martí, Aranburu, Nacho, Uranga; Delibasic o Díaz de Cerio.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano).

Estadio: La Rosaleda.

Hora: 20.00
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información