Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Valencia reconoce 423 millones deuda

Prevé 98 de beneficios tras impuestos
EFE EFE

El Valencia reconoció una deuda que asciende a 423 millones de euros, al tiempo que la junta general de accionistas de la sociedad aprobó la previsión de unos beneficios tras impuestos de 98 millones en la temporada 2008-2009.

Economía debilitada

La junta contó con la presencia de poco más de cien mil acciones, (103.584), lo que supone un 53,89 por ciento del total de los títulos de la entidad, que son 192.225. El club prevé ingresar en esta campaña una cantidad próxima a los 290 millones de euros y gastar alrededor de 150, lo que supone un beneficio de 140 que, aplicados los impuestos correspondientes, quedan en 98 millones.

Respecto a las cuentas del ejercicio 2007-08, destacan los treinta millones de euros de beneficio obtenidos gracias a la venta de la primera de las parcelas del actual estadio de Mestalla por noventa millones de euros.

Las cuentas del ejercicio 2007-08 han sido aprobadas por el 99,12 por ciento de las acciones presentes y el presupuesto de la actual campaña por el 98,95. La mayoría de los accionistas del club que intervinieron en la junta criticaron la gestión del anterior máximo accionista del club, Juan Soler, por el incremento de las deudas de la sociedad que generó durante su etapa al frente de la entidad.

Soriano, centro de las críticas

También se mostraron críticos con el presidente Soriano por no haber facilitado los detalles de la operación de compra de las acciones de Soler y por el optimismo existente en torno a las perspectivas de ingresos que puede generar el club a partir de ahora, en tiempos de crisis económica.

Miguel Zorío, vicepresidente del club, ratificó ante los accionistas que las parcelas del campo de Mestalla estarán vendidas antes del 31 de diciembre, pero que por el acuerdo de confidencialidad alcanzado en octubre en Londres con el oferente, no podía dar más detalles.

"No se trata de recalificar, sino de reordenar el planteamiento con la construcción de tres torres en lugar de nueve, con más zona verde y con unos edificios más singulares", agregó. Zorío señaló que la operación estará "urbanísticamente vigilada" y que vender por trescientos millones de euros esta parcela "es lo que necesita el Valencia".

También reconoció que el club "ha heredado recursos para poder alcanzar la viabilidad económica" y que el nuevo estadio generará doscientos millones anuales de euros. "Miramos al futuro y somos realistas, no optimistas, porque tenemos recursos para gestionar", agregó el vicepresidente del club.

El presidente Vicente Soriano cerró la junta con una petición de unión a los valencianistas y dijo que "no confía en los milagros, sino en la gestión de los profesionales" lo que propiciaría la estabilidad económica.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información