Ir a versión clásica Ir a versión móvil

San Marino-R. Checa, último partido clasificatorio europeo del año

EFE EFE

El estadio municipal de Serravalle albergará mañana el San Marino-República Checa, único encuentro oficial de selecciones europeas que se disputa mañana y el último de clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010 que se jugará en el Viejo Continente en 2008.

La previa mundialista europea se despedirá hasta el 11 de febrero, día en el que se disputarán los partidos Malta-Albania, San Marino-Irlanda del Norte e Irlanda-Georgia.

La selección checa afronta el encuentro como clara y contundente favorita ante un equipo del 'sótano' del fútbol europeo, que nunca ha ganado un partido oficial y tan solo igualó dos partidos, ante Turquía en 1993 y Letonia en 2001.

Los centroeuropeos necesitan la victoria, puesto que son quintos del grupo 3 con cuatro puntos en tres partidos, mientras que Eslovaquia lidera la serie con nueve en cuatro encuentros. San Marino cierra la tabla con cero.

Por lo tanto, no debe ser un problema para la República Checa que no puedan jugar dos de sus grandes figuras, el portero Petr Cech y el centrocampista Tomas Rosicky ante un rival compuesto por jugadores aficionados.

Petr Rada, técnico checo, tendrá que introducir varias novedades en el once habitual y probará a algunos menos habituales. Así, tendrán su oportunidad hombres como el delantero Tomas Necid, líder de artilleros de la Liga checa con nueve tantos.

Los checos hasta ahora tan solo han conseguido dos goles, con lo que esperan que el encuentro de la despedida del año les permita recuperar sensaciones para mirar con más optimismo el resto de la fase clasificatoria, que ha comenzado de manera muy negativa para sus intereses.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información