Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Barcelona y Villarreal luchan por el segundo puesto

Luciano Sabatini Luciano Sabatini
La gran segunda vuelta de los de Pellegrini les ha situado en la pelea por un puesto en la Champions para la próxima temporada, amenazando a aquellos, que como el Barcelona aspiraban a luchar la Liga al Real Madrid. Pero la realidad es que a falta de ocho jornadas para el final del campeonato, el submarino amarillo es el verdadero rival de los azulgranas, y el Madrid ya les queda a siete puntos de distancia.

No quedan jornadas para permitir otro desliz de los de Rijkaard, que ya tienen que mirar hacia arriba cuando hablan del Villarreal. Y es que tras perder cuatro partidos de once encuentros en la segunda vuelta, su balance ha sido muy inferior al de los castellonenses, que han realizado un sprint liguero que le coloca como mejor equipo de esta segunda vuelta, con siete victorias, tres empates y una sola derrota, lo que les ha valido para escalar hasta el segundo puesto.



El secreto del Villarreal está en la capacidad de hacer equipo de su técnico, Mauricio Pellegrini. Con la ausencia de los que fueron sus pilares en temporadas anteriores, como Riquelme o Forlán, ha renovado su plantilla dando entrada a los Cazorla, Eguren, Mati Fernández y el descubrimiento del italiano Rossi (que tras su paso por el Manchester United y el Parma sólo había disputado 35 partidos en primera).

La capacidad de rotación en la delantera de los amarillos es otra de las claves del gran momento que atraviesan, y que tiene al Barça contra las cuerdas. Tomasson ha tenido actuaciones definitorias, como ante el propio Barcelona, así como Guille Franco, cuando ha entrado en el equipo. De la misma forma, Nihat, tras recuperarse de su lesión se ha erigido como el delantero determinante que es, tumbando al Atleti con dos goles en su haber. Rossi también lleva una segunda vuelta de órdago, y fue el mayor peligro que presentaron los castellonenses en el Bernabéu, donde anotó un gol para enmarcar.

Las pifias del Barça le alejaron del título liguero

El equipo azulgrana se ha pasado media Liga en lucha con el Madrid por el primer puesto. Los blancos siempre han estado por encima, y aunque los de Rijkaard se llegaron a poner a dos puntos, su irregularidad les ha terminado condenando. Sólo han conseguido 15 de los últimos 33 puntos en juego, y han visto como pasaban de luchar por el título a tener que preocuparse del Villarreal.

Además, el equipo culé ha fallado en los enfrentamientos directos en este campeonato ante Real Madrid y Villarreal (0-1 y 1-2 en el Camp Nou), lo que ha significado una derrota moral de cara a sus inmediatos rivales. Así, el Barcelona ha tenido que enconder las vergüenzas de la LIga en Europa, donde un par de sorteos generosos que les emparejó con Celtic de Glasgow y Schalke 04 les han permitido mantenerse en la Champions.

El mal rendimiento deportivo ha hehco explotar la bomba de relojería que era un vestuario lleno de envidias y vedettismo. Las salidas de tono de Etoo, pidiendo "profesionalidad" a sus compañeros, y de Edmilson asegurando que en el grupo había "una oveja negra", en meses anteriores, no era más que la muestra de lo desunido que está el vestuario. Ronaldinho, Deco, Márquez y Gudjohnsen ya han buscado una salida del club, y ésto ha desestabilizado más al equipo en la Liga.

Un calendario peligroso para ambos



En su lucha por la plaza que de acceso directo a la Champions, tanto castellonenses como barcelonistas tendrás ocho difíciles finales de aquí a final de temporada. Los de Pellegrini tienen cinco partidos fuera y tres en el Madrigal. Han de viajar al campo del Sevilla, del Almería, y al de Betis, Recreativo y Depor, tres de los equipos que intentan huir de la quema del descenso. En casa lo tendrán más asequible, al recibir al Valladolid, al Getafe, y al Espanyol que intentará mantenerse en Europa en las últimas jornadas.

Por su parte, el Barcelona tiene un calendario aún más complicado si cabe. A pesar de que se reparte cuatro partidos en el Camp Nou, y las mismas salidas fuera, sus visitas serán peligrosas. Deportivo y Recreativo se jugarán la permanencia ante los culés, además del Real Madrid, que puede sentenciar la Liga ante los de Rijkaard en el Camp Nou. En su estadio, tampoco lo tendrá fácil el equipo azulgrana, Valencia y Mallorca le pueden complicar, además del derbi ante Espanyol en la jornada 33.

Ocho partidos por delante:

Jornada 31
Sevilla-Villarreal
Barcelona-Getafe

Jornada 32
Almería-Villarreal
Recreativo-Barcelona

Jornada 33
Villarreal-Valladolid
Barcelona-Espanyol

Jornada 34
Betis-Villarreal
Deportivo-Barcelona

Jornada 35
Villarreal-Getafe
Barcelona-Valencia

Jornada 36
Recreativo-Villarreal
Real Madrid-Barcelona

Jornada 37
Villarreal-Espanyol
Barcelona-Mallorca

Jornada 38
Deportivo-Villarreal
Murcia-Barcelona
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información