Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Francia moviliza un millar de agentes para evitar "actos desesperados"

  • En el Olympique-Atletico de mañana
En el Olympique-Atletico de mañana
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid

Un millar de agentes serán movilizados durante el partido de Liga de Campeones que mañana jugará el Atlético de Madrid contra el Marsella, con el objetivo de evitar "actos desesperados y marginales" contra la entidad española, afirmó hoy el responsable de seguridad, Jean-Luc Marx.

El prefecto de policía de Marsella señaló que el principal temor que albergan reside en "fenómenos de violencia excesivos o agresiones contra los visitantes, contra la entidad española". Marx consideró el partido de "alto riesgo", sobre todo después de la condena a tres años y medio de cárcel en España al aficionado marsellés Santos Mirasierra por los actos violentos que tuvieron lugar durante el encuentro de ida en el Vicente Calderón el pasado 1 de octubre.

El dispositivo de seguridad, que incluye policía fronteriza, antidisturbios y gendarmes, se centrará esencialmente en los alrededores del estadio Velódromo y en lugares importantes de la ciudad. Marx aseguró que uno de los puntos sensibles del día será el traslado de la delegación del Atlético de Madrid desde el aeropuerto hasta su hotel de concentración, por lo que habrá un dispositivo "reforzado" de seguridad, y dijo estar menos inquieto por la llegada del equipo rojiblanco al estadio Velódromo.

Para evitar problemas, el prefecto de policía afirmó que se ha puesto en marcha "un dispositivo de gama alta", superior a lo que es habitual en los encuentros del Olympique. El responsable de la seguridad reconoció que la "modesta" presencia de aficionados atléticos "reduce los riesgos" de altercados, aunque indicó que los "colchoneros" que viajen a Marsella serán objeto de una vigilancia particular, y se mostró confiado en que no harán actos de provocación.

En cuanto a la intención de los aficionados ultras marselleses de no entrar en el estadio y permanecer fuera apoyando a Mirasierra, Marx aseguró que no supone un peligro particular. "Todo el mundo sabe que nos interesa que el partido se juegue y que se haga dentro de la ley. Se trata de no perjudicar al Marsella, ni a los marselleses, ni al propio Santos", afirmó el prefecto, que recordó que los dirigentes de las facciones radicales hicieron un llamamiento a manifestaciones pacíficas y rechazaron la violencia.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información