Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¡Vaya escándalo!

Defensa Central Defensa Central


Ante el envite de este martes en el que el Barcelona se juega la temporada ante el Manchester Unite, los culés han querido empezar a sacar ventaja desde los despachos antes de saltar siquiera al campo.

Así, Ángel María Villar, que mantiene una estrecha relación de apoyo mutuo con Joan Laporta, ha puesto su montaña de arena con una decisión vergonzante. Como presidente del Comité de Árbitros de la UEFA, Villar ha dirigido la asignación de un árbitro de lo más peculiar para el partido entre el Manchester y el Barça. Se trata del alemán Herbert Fandel, un colegiado que le tiene una guardada al Manchester y que se las ha visto de todos los colores con el técnico de los red devils, Alex Ferguson, perjudicando gravemente a su equipo en numerosas ocasiones.

Fandel fue decisivo en aquel partido ante el Depor en 2001 que los ingleses acabaran perdiendo por 2-3, con dos jugadores expulsados en las filas de los Diablos Rojos. Dos años más tarde, Fandel volvía a cruzarse en el camino de los ingleses en otra polémica expulsión ante el Oporto, esta vez de Keane, en una jugada en la que el ex barcelonista Vítor Baía se tiró al suelo fingiendo una agresión. Ferguson no aguantó más y aseguró que "si los árbitros son ciegos que miren los vídeos".

Pero ahí no acaban las tropelías hacía el Manchester, ya que el año pasado el colegiado alemán volvía a arbitrar el partido ante la Roma de Champions, en el que Scholes era esta vez el expulsado. Ferguson lo tuvo claro: "No sólo jugamos con diez, sino contra doce". Por sus declaraciones el técnico del Manchester tuvo que pagara una multa de 10.000 francos suizos, pero el árbitro alemán se fue de rositas, en un claro gesto de proteccionismo de la UEFA hacia un colegiado que ha demostrado debe estar enchufado por su bajísimo nivel arbitral. Y es que arrastra un currículo digno de un guión de cine por sus continuos escándalos.

Esta misma temporada, Fandel volvía a pitar al Manchester ante el Sporting de Lisboa, y al enterarse de la asignación, Ferguson pidó "un Mogadón" (un fármaco hipnotizante), para poder aguantar el trago.

Este colegiado levanta polémica por donde va. Se trata del mismo que dirigió el choque de ida de cuartos entre la Roma y el Real Madrid, y del que Schuster aseguró que "no merecía ser alemán", y al que un aficionado danés saltó a agredir tras la expulsión de Pulsen en un partido de clasificación para la Eurocopa ante Suecia que estaba a punto de finalizar con 3-3. El motivo fue pitar un penalti ridículo levantando las iras de todos los presentes.

Lo que está claro es que el bueno de Herbert Fandel no se lo va a poner fácil al Manchester United a quien le tiene ganas después de los enfrentamientos directos con Alex Ferguson. Quizá el Barça tenga más posibilidades de pasar la eliminatoria ahora que Villar se ha encargado de tener un infiltrado más vestido de negro sobre el campo.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información