Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Beckham se presenta con el número 32 en Milán

  • Dijo que llega para llega para trabajar y divertirse
Dijo que llega para llega para trabajar y divertirse
EFE EFE

El inglés David Beckham fue presentado hoy en el estadio Giuseppe Meazza como nuevo jugador del Milán, club en el que militará hasta el próximo 9 de marzo con el número 32 y en el que, además de trabajar, espera "divertirse", intención sobre la que insistió en varias ocasiones.

"Un gran honor"

El jugador inglés, que estuvo acompañado durante la presentación por el vicepresidente del club italiano, Adriano Galliani, aseguró que llegaba al Milán con el convencimiento de echar una mano al equipo, pero también de disfrutar y divertirse con la oportunidad de jugar en "el club más importante de Italia".

Precisamente las fechas fueron uno de los temas principales de la rueda de prensa y ante las preguntas de los periodistas, el inglés, que podría incluso participar en la UEFA, quiso dejar claro que su intención es volver después al Los Ángeles Galaxy estadounidense, aunque en los términos de su cesión hay una particularidad.

Ésta "es una cesión que durará hasta el 30 de junio de 2009, pero hay un compromiso de honor por parte del Milán de dejar marchar al jugador el 9 de marzo", explicó Galliani.

Le quieren para más de tres meses

De hecho, el club italiano deja la puerta abierta para que la estrella, que lucirá la camiseta "rossonera" durante tres meses, vuelva cuando quiera al Milán, "y quién sabe si para quedarse", apuntó Galliani. "Sé ya que será difícil irme de aquí, pero he vivido esta experiencia en Manchester y en Madrid. Por el momento pienso trabajar y jugar para el Milán", apuntó el jugador.

Beckham, que podrá jugar bajo las órdenes de Ancelotti a partir del 11 de enero próximo en el encuentro contra el Roma, confesó tener muchos amores futbolísticos: un día se enamoró del Real Madrid y ahora se ha enamorado del Milán, pero el equipo que siempre estará en su corazón, dijo, será el Manchester United.

Sobre su marcha a Los Ángeles Galaxy, el jugador negó haberse arrepentido de haber fichado por la Liga estadounidense tan joven, toda vez que su traslado a Estados Unidos se debió a una decisión personal, ya que para él jugar allí era todo un "desafío".

"Me han dicho que está en buenísimas condiciones físicas. Creo que después de la preparación en Dubai estará en condiciones para jugar", apuntó Galliani en referencia a la concentración a la que Beckham se unirá el próximo 29 de diciembre.

Acompañado y simpático

El inglés, que estuvo acompañado en todo momento por su esposa, Victoria, con un "look" a lo Audrey Hepburn, fue preguntado en varias ocasiones por su faceta más mediática e, incluso, por la posibilidad de que hubiera elegido el Milán por vivir en la capital de la moda italiana.

"La moda no ha tenido nada que ver con mi decisión. El motivo es llevar una camiseta 'rossonera' y ése es el motivo principal", aseguró el jugador, ex del Real Madrid y del Manchester United. "Yo siempre me he concentrado en mi vida familiar", añadió un Beckham, que explicó que él no tiene otro papel en la vida que el de jugador y el de un esposo que se ha casado con el gran amor de su vida.

Tan empeñado en hablar italiano como español en su etapa en Madrid, pero tan incapaz de hacerlo como cuando era jugador del club blanco, el inglés confesó que este era un momento muy "afortunado" en su carrera, que era "un honor y un placer" ir al club de la familia Berlusconi.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información