Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Boca acaricia el título

EFE EFE

Boca Juniors acaricia el título del torneo Apertura del fútbol argentino, pero el modesto Tigre cuenta con una posibilidad que mantiene intacto su sueño.

En el choque decisivo que se disputará el martes, el único que queda en el triangular extra por el campeonato en el que San Lorenzo ha quedado eliminado, a los boquenses le valdrá una derrota por 0-1 para alcanzar el campeonato. Aunque con una victoria por dos tantos de diferencia ante un equipo que sufrirá la baja de su figura estelar, Juan Román Riquelme, y del todoterreno colombiano Fabián Vargas, suspendidos por amonestaciones, Tigre obtendrá su primer trofeo de la historia.

Tigre perdió con San Lorenzo (1-2) en la primera jornada de la serie y Boca derrotó a los "santos" (1-3) en la segunda, por lo que la igualdad en puntos dejará el título en manos del que tenga mejor diferencia de goles. Cuando comenzó el torneo, el conjunto que dirige Diego Cagna tenía como objetivo sumar la mayor cantidad de puntos posible para solidificar su permanencia en la primera categoría, sin plantearse la lucha por el campeonato, mientras que Boca, el equipo más popular de Argentina, estaba obligado a buscarlo como siempre, por su prosapia, su linaje.

El más modesto de los aspirantes al campeonato no podrá contar con el mejor portero de la temporada, Luis Islas, expulsado ante San Lorenzo, y con el medio Diego Castaño, inhabilitado por acumulación de amonestaciones, pero sus jugadores creen que todavía tienen derecho a soñar.

"Por suerte, las cosas se dieron como queríamos nosotros. Ahora tenemos que concentrarnos y encarar con todo el partido ante Boca", afirmó el centrocampista Matías Giménez. "Sabemos que no será fácil y que tendremos que hacer un gran esfuerzo para quedarnos con el campeonato, pero todavía tenemos posibilidades", añadió.

El delantero Carlos Luna comentó que "el equipo se quedó mal por la derrota ante San Lorenzo, pero con la victoria de Boca la suerte acompañó Tigre y hay posibilidades". "Estamos tranquilos; con Boca no será un partido fácil, pero debemos ser mesurados en este momento. Nos merecíamos otra oportunidad. El otro día jugamos muy mal y ahora tenemos que revertir la imagen", indicó.

Tigre, que ha roto varios moldes durante la disputa del Apertura 2008, ha cimentado su sueño en los triunfos que logró frente a San Lorenzo y Boca, y buscar superar su mejor posición en la Primera División, la que consiguió hace un año como subcampeón.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información