Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Marc Janko es el delantero más efectivo de Europa con 30 goles en 21 partidos

EFE EFE

Decenas de ojeadores de toda europa siguen los pasos del austríaco Marc Janko, que con 30 goles en 21 partidos para el Red Bull de Salzburgo es -por el momento- el delantero más realizador de Europa.

Si Janko, un gigantón de 196 cms. y 25 años, no pierde la constancia puede dinamitar todos los récords de la liga austríaca, superando los 41 goles de Hans Krankl en la temporada 1977/78, que certificaron su traspaso al Barcelona. Esos tantos le valieron a Krankl la "Bota de Oro", un trofeo que no recoge un futbolista austríaco desde la temporada 1986/87, cuando lo logró Toni Polster con 39 dianas, otro ilustre con pasado en la liga española. Tanto Krankl como Polster se deshacen en elogios hacia Janko, se declaran impresionados por su estado de forma y le aconsejan irse a una liga más potente cuanto antes.

"Le considero capaz de todo. Janko también se impondría en el Bayern de Múnich. Para mí es mejor que Luca Toni", aseguró el ex barcelonista. "Va a superar mi récord de forma cómoda. Y lo deseo de todo corazón, me tiene impresionado", agregó.

Los calificativos para el delantero que ha marcado 30 de los 59 goles del equipo son claros: "Nuevo Krankl" o "Janko exprés". El comentario más definitorio lo hizo Frenkie Schinkels, entrenador del modesto Carintia: "Janko no es austríaco ni extranjero, es un extraterrestre". Su entrenador, el holandés Co Adriaanse, lo considera el "delantero perfecto" y su estadística es aún más increíble si se tiene en cuenta que estuvo varias semanas lesionado. Su promedio se sitúa en un gol cada 54 minutos.

Tottenham Hotspur, Middlesbrough, Blackburn Rovers y Ajax de Amsterdam son los más interesados en contratarle, y aunque la lista es muy larga, además de media Bundesliga alemana, también se encuentran detrás de Janko -según la prensa deportiva austríaca- el Deportivo de La Coruña, Racing de Santander y Betis.

Los clubes ingleses parten con la ventaja de que su gran sueño es jugar en la Premier, aunque los rumores son muchos, y uno de ellos es que el Ajax habría puesto ya sobre la mesa 10 millones de euros para contratarle como sustituto del ya madridista Klaas Jan Huntelaar. En principio se vino especulando que podría marcharse en el mercado de invierno, pero desde su club se han apresurado a desmentir esa posibilidad, aunque su salida en verano se da por hecha.

Pero, ¿cuál es el secreto para marcar tantos goles? En primer lugar, se trata de un futbolista muy completo: capaz de rematar y disparar con potencia con ambas piernas, es un gran cabeceador y a pesar de su altura se mueve con coordinación y elegancia. Además de hallarse en esa definición casi mística del "estado de gracia" realizador, en la que es capaz de pasar desapercibido durante muchos minutos y marcar el primer balón que le llega, a Janko le define el trabajo duro y la fe ciega en sus posibilidades.

Formado en los barrizales de las ligas de aficionados, tuvo que trabajar y entrenar al mismo tiempo hasta que con 21 años dio el salto profesional al primer equipo del modesto Admira Wacker. A la temporada siguiente, en 2005, pasó al equipo más poderoso y rico de Austria, el Red Bull de Salzburgo, que se había fijado en su proyección. Pero allí encadenó una serie de lesiones musculares por su rápido desarrollo corporal que cortaron su progresión. Esta temporada, la primera en la que no ha tenido problemas graves, ha explotado.

La experiencia de su familia en el deporte de elite también ha sido un gran soporte, su madre, Eva, gano en los Juegos Olímpicos de 1968 la medalla de bronce en lanzamiento de jabalina y su padre, Herbert, batió varias veces las marcas austríacas de salto de altura. Janko reconoce que en Austria es más fácil marcar goles, pero recuerda que también acertó ante grandes selecciones como Francia, Italia y Serbia jugando con Austria, ahora que cuenta con la plena confianza del seleccionador, Karel Brückner.

El próximo febrero, cuando se reanude la liga austríaca tras el parón de invierno, Janko podría celebrar su gol número 31, la misma cifra que le valió a Cristiano Ronaldo el año pasado para alzarse con la Bota de Oro. En esa carrera cuenta con más goles, pero le perjudica el coeficiente de 1,5 con el que se puntúan los tantos en Austria, frente a los 2 de las ligas más potentes. Su máximo rival es otra revelación, el delantero bosnio Vedad Ibisevic, del modesto Hoffenheim, líder de la Bundesliga. Y Samuel Eto'o, del Barcelona.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información