Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Juande sí quiere a Valencia

  • Pero su precio frena a la directiva blanca
Su precio frena a la directiva blanca
José David López José David López

El Real Madrid puede estar alargando en exceso la contratación de ese extremo que tanto necesita de cara a la segunda fase de la temporada. La directiva blanca se ha movido con numerosos nombres como objetivo pero los altos precios y la escasa fiabilidad de los jugadores analizados, han frenado su entusiasmo.

Los nombres que han sonado con más fuerza desde que el mercado invernal se asomara al Santiago Bernabeu, han sido los Young, Di María, Wallcot, Krasic o Valencia, siendo todos ellos demasiado caros para las previsiones madridistas. La imposibilidad de reducir los 20 millones de euros que cada uno de sus clubes fijaron y la falta de seguridad en el rendimiento de los mismos, ha dejado en pause la posible contratación.

El caso más peculiar y controvertido ha sido el del ecuatoriano Valencia. El jugador del Wigan entró en la palestra por la insistencia de Juande Ramos, enamorado de él tras su paso por la Premier. Por ello, el manchego, que desea más que nadie un refuerzo en ese sentido, ha intentado forzar a su directiva para que se centrara en el ‘tricolor’.

Sin embargo, el Wigan, que sabe que puede sacar ‘tajada’ de todos estos rumores, se dejó llevar por la situación y pidió nada menos que 15 millones de euros. Ante esas perspectivas, Mijatovic reculó, dejando todo en una petición de cesión hasta final de campaña y una opción de compra a partir de entonces. Así, se aseguraba un refuerzo, protegía las espaldas y contentaba a su técnico. Lo que le falló fue, una vez más, la negativa del cuadro del JJB Stadium.

En esas ‘guisas’, la única opción viable era volver a rascarse el bolsillo y soltar la cantidad (desmesurada) que los de Steve Bruce solicitan por su estrella, algo que ha dilapidado de manera casi definitiva cualquier nuevo intento.

La insistencia de Juande no ha encontrado premio desde que él mismo rechazara a Pennant cuando el club ya había dado aprobación. Ahora, con el mercado avanzado, menos necesidad de resultados y mejores perspectivas, la llegada de un nuevo fichaje parece más desmesurada.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información