Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Huntelaar busca minutos y confianza

  • El punta necesita estrenarse para evitar la presión
El punta necesita estrenarse para evitar la presión
José David López José David López

El mercado invernal, que tanta polémica ha traído con la posterior lista de la Champions League, acercó a Chamartín a dos jugadores de diferentes características: Huntelaar y Lass. Klaas fue el primero en aterrizar desde el Ajax y como candidato número uno a sustituir a Ruud Van Nistelrooy, los ojos de todos los madridistas rápidamente se posaron sobre su espalda.

La presión de hacer olvidar al principal goleador blanco no es, desde luego, tarea fácil para un joven que se estrena en uno de los campeonatos más potentes del mundo. Huntelaar llegó con un caché enorme, con una bolsa llena de goles y con la etiqueta de ‘cazador’ por sus peripecias en el área, aquella que le había destacado como una de las mejores apuestas del mercado.

Sin embargo, varias semanas después, el holandés está sufriendo las consecuencias del día a día en el entorno blanco. La presión crece a medida que su primer gol no llega y Juande Ramos, que aún no parece confiar demasiado en su refuerzo ofensivo, prefiere dejarlo fuera de sus planes. Raúl, Higuain y Robben son ahora mismo los tres jugadores que forman la punta de lanza en el equipo, una idea que parece tener prioridad y que obligará a ‘The Hunter’ a un sobreesfuerzo.

Este mismo miércoles, el punta volvió a quedar fuera de una charla informal que el mister llevó sobre el césped de Valdebebas, algo que a Huntelaar le complica desde ya su presencia este domingo en el choque ante el Deportivo. El banquillo será su pesadilla pero, a su vez, el motivo de ambición para buscar mejor suerte.

No hay que olvidar, pese a todo, que el orange acaba de salir de una lesión bastante complicada y que todavía no puede estar plenamente recuperado. Por ahora, todo es esfuerzo, buenas intenciones y mucho corazón (como demuestran algunas entradas duras que ha dejado ver en estos partidos), pero la pólvora sigue estando mojada.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información