Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El oficio del Espanyol frena al Barcelona

  • Gran Espanyol ante un Barcelona muy pobre
ESPANYOL 0-0 BARCELONA
I.L I.L

Con un trabajo ejemplar y sacando la casta ante un Barcelona empequeñecido, el Espanyol mantiene la eliminatoria de cuartos de final completamente abierta.

Buen arranque ‘periquito’

No existieron aquellos temores previos que hablaban de problemas con los ‘Boixos Nois’, que fueron controlados y no hicieron acto de presencia en la montaña mágica de Montjuic. Con esa losa ya en el olvido y fuera de toda actualidad, el choque tomó el mando con muchísimo fervor y agresividad local.

Fuera por el debut de Pochettino o por las ganas que debe tener el Espanyol de mejorar su panorama deportivo, el equipo blanquiazul salió a darlo todo. Dos ocasiones consecutivas en el primer minuto, con un cabezazo de Valdo y un intento de ‘gol olímpico’ tras un saque de esquina, avisaron a los de Guardiola de sus intenciones. Tan fuerte empezó el Espanyol, que fue capaz de quitarle la pelota y sacar los colores a los culés, perdidos y a merced de la potencia y corazón de su ‘vecino’.

Esa seriedad pronto iba a dar frutos en forma de ocasiones de gol. El Barcelona empeoró su defensa cuando Márquez se fue lesionado (sobrecarga gemelo izquierdo), dejando su lugar al joven Víctor Sánchez. Un posible penalti por manos del propio canterano, un cabezazo de Jarque, un disparo lejano de Callejón y, sobre todo, un remate cruzado justo antes del descanso a cargo de Luís García, fueron el reflejo del gran partido local y del desastre azulgrana, que no encontraba ni su propia sombra.

Presión local y precauciones azulgranas

Ante esa presión y buena colocación de los de Pochettino, la incomodidad azulgrana era evidente ya que en ningún momento lograron serenar el ímpetu local ni paliar la ausencia de ‘cerebro’ en mitad de campo. El argentino Roman y Torrejón, desesperaron la salida de balón blaugrana, su mayor cualidad hasta esta noche, donde se frenaron en seco.

Con más intención de contener que de arriesgar para intentar dar un golpe de efecto ya en la Ida, el Barcelona se dedicó a mantener el tipo ante la presión local. Xavi salió al rescate con la idea de poder tener mayor presencia en la medular, donde el ridículo de los Hleb, Busquets o Feita fue notorio. Messi entró poco después, justo cuando Nené perdonaba el gol tras una gran jugada individual donde sólo Pinto evitó que los locales se pusieran en ventaja.

En los minutos finales, con el partido algo más tranquilo y con cambios que frenaron mucho más su velocidad, ambos parecieron no querer tomar riesgos. Todo queda para el Camp Nou donde la próxima semana se liquidarán estos cuartos rumbo a la final. Gran imagen local y muy negativa en el lado azulgrana.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información