Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Jonathan Soriano: "Lo que más me duele es que no se haya confiado en mí"

EFE EFE

El delantero Jonathan Soriano, que jugará cedido en el Albacete hasta final de temporada, ha lamentado hoy en su despedida como futbolista del Espanyol que ningún técnico haya confiado en él desde que debutó hace seis años en Primera División.

"Tengo la espina clavada de no haber jugado, de que no se haya confiado en mí. Después de seis años nadie me ha dado la oportunidad y me hubiese gustado tener ese mínimo de confianza. Me voy con la cabeza alta y con la conciencia tranquila, porque lo he dado todo por el club", ha apuntado.

Jonathan ha señalado que ésta no ha sido "la salida deseada", ya que ha recordado que lleva doce años en el club. "Salir de esta manera me decepciona, pero tengo que continuar. Siempre que he salido ha sido para volver. Decir adiós al club se hace difícil y salir cuesta, pero debo seguir adelante", ha añadido. El jugador, cuyo contrato con el Espanyol finaliza el 30 de junio de este año, ha comentado en su despedida que espera volver algún día para demostrar su clase: "Me gustará demostrar a la gente que duda y que no ha confiado en mí que puedo ser jugador del Espanyol. Espero poder demostrarlo".

De su etapa en el Espanyol se queda con los dos goles marcados ante el Getafe en los cuartos de final de la Copa del Rey. "Con el que más he disfrutado y con el que más he jugado ha sido con Valverde. Si a Márquez se le hubiese dado un poco más de confianza, quizá ahora estaríamos hablando de otra cosa", ha indicado.

Asimismo, ha remarcado que la presencia de Raúl Tamudo, un icono para el españolismo, también ha sido un escollo en su carrera. "Ha sido difícil luchar contra él, aunque cuando no ha estado, tampoco he tenido confianza. Tamudo ha sido una pequeña sombra, pero tampoco es excusa". Jonathan Soriano considera que tal vez le haya afectado en su carrera ser calificado como la joya de la cantera españolista: "Quizá lo he llevado muy encima desde que debuté. El hecho de estar siempre en boca de todos y de no tener esa confianza ha pesado en mí".

Tras su etapa en el Espanyol, el atacante catalán sólo espera tener más suerte en el Albacete. "Me voy mañana y me marcho con ganas de volver a empezar. A ver si en el Albacete todo cambia", ha concluido.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información