Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Sólo Messi salva al Barcelona

  • Dos goles del extremo levantaron la tarde pese al gol inicial de Zigic
Dos goles del extremo levantaron la tarde pese al gol inicial de Zigic
I.L I.L

El argentino levantó un partido que sus compañeros habían dejado escapar. Un gol de Zigic tras claro penalti de Márquez, dio aire a los cántabros, que se vinieron abajo con varios errores defensivos que animaron a los culés. Messi apareció en dos chispazos para salvar una tarde muy negra colectivamente.

Minutos de descanso para Messi

El Sardinero esperaba al Barcelona de Pep Guardiola para proponerle, como siempre, un partido trabado, de mucha lucha y donde el carácter tomaba especial importancia. Los de Muñiz apostaron por el sacrificio colectivo, la brega del bloque y un arsenal de balones largos para intentar buscar la figura de un Zigic en plena racha goleadora. El Barcelona, sin embargo, no encontraba su ritmo, movía la pelota demasiado lenta y sus sensaciones no eran nada halagueñas.

Ese frío con el que los culés saltaron al césped, fue aprovechado por lso santanderinos para mostrar sus armas. Presionando muy arriba y sin dejar salir a su rival, las ocasiones empezaron a llegar para los cántabros, siendo un disparo de Pereira al poste la más clara. Un balón en profundidad donde Valdés tocó lo justo para salvar la ‘siesta’ de sus compañeros. El extremo zurdo fue de los más activos y prolíficos a la hora de desbordar y buscar alternativas al juego directo que proponía su equipo.

Un par de disparos lejanos a cargo de Alves y Márquez, ambas en faltas bordeando el área, fueron lo único destacado de una primera mitad que acabó en bronca. Touré agredió a Oriol con el juego parado y el colegiado, Fernández Borbalán, arregló el desaguisado con amarilla para Piqué, que se enzarzó con el cántabro, mientras el marfileño salió ‘de rositas’. Justo después, ya con los ánimos caldeados en torno al árbitro, un claro penalti de Busquets sobre Zigic (se pasaron peleados todo el choque) no fue señalado, lo que aún avivó más los caldeados ambientes del cuadro local. Tocaba ir a meditar.

Nuevo favor arbitral al Barcelona

Con la misma sensación de pasividad y confianza excesiva en sus posibilidades, el Barcelona fue cavando su propio pozo. El Racing, un equipo impulsivo hasta decir basta, supo hincar el diente con las constantes apariciones de Pereira, el mejor de la tarde con diferencia. El pequeño extremo zurdo fue una pesadilla para la zaga blaugrana y, en especial, para Márquez. Con Messi ya calentando en la banda, el propio Pereira generó un penalti claro del azteca, que pecó al tirarse al suelo y derribar a su rival. Zigic, imparable desde que llegó al club, no desaprovechó la ocasión.

Con la máxima tensión ya patente sobre el terreno de juego, Daniel Alves sacó su hacha y le incrustó en la pierna de Toni Moral. Una entrada feísima, fuera de tono y a destiempo que, por cierto, no le costó ni una simple amarilla. El carrilero racinguista se marchó lesionado a vestuarios y el brasileño, mientras, siguió campando sin problemas pese a que debió ser expulsado sin tapujos. Todo ese revuelo favoreció a los culés, que dieron un paso adelante.

Así, de un centro de Henry en banda izquierda, apareció el cabezazo de Xavi al larguero y, entre la manada de defensores, apareció Messi para empujar cuando apenas llevaba dos minutos en activo. El partido entró en una dinámica más agresiva, de mucha pelea y donde las alternativas de uno y otro destacaron por sus ausencias. De la nada más absoluta, el Barcelona encontró la vía al gol. Un balón cayó a Messi cerca del área, la bajó ante la apatía de su marcador y la pegó de volea sin que Toño la alcanzara. Lentitud en la zaga santanderina y, sobre todo, nuevo apunte a favor del argentino, único salvable en una tarde más que negra para los culés.

Con el partido a favor, el Barcelona sólo quiso trabar lo máximo el juego y provocar que el Racing se limitara sobre manera sus intenciones. Desesperado por meter balones en el área, uno de ellos provocó la expulsión por doble amarilla de Márquez (primera para el Barceloha en toda la campaña). No quedó alí, porque Piqué seguiría su camino en el descuento también por doble amonestación, pero ya era demasiado tarde como para lograr levantar los ánimos locales. Sólo Messi salvó a un Barcelona estático que mantiene sus números.

- Ficha técnica:

1 - Racing de Santander: Toño; Valera, Oriol, César Navas (Luccin, min 89), Marcano; Munitis, Colsa, Lacen, Toni Moral (Sepsi, min 61); Pereira (Txhité, min 67) y Zigic.

2 - Barcelona: Valdés; Alves, Márquez, Piqué, Abidal; Xavi, Toure, Busquets (Messi, min 59); Iniesta (Cáceres, min 89), Eto'o (Gudjohnsen, min 85) y Henry.

Goles: 1-0, min 55. Zigic, de penalti. 1-1, min 65. Messi. 1-2, min 81. Messi.

Árbitro: David Fernández Borbalán (comité andaluz). Mostró cartulinas amarillas a Munitis y Zigic por el Racing y a Alves, Márquez (2) y Piqué (2), expulsados en el minuto 88 y 94, por el Barcelona.

Incidencias: partido de la vigésimo primera jornada de la Liga de Primera División disputado en los Campos de Sport de El Sardinero (lleno). Se guardó un minuto de silencio en memoria de Pablo Porta, ex presidente de la Federación Española de Fútbol.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información