Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Sporting sorprende al Sevilla

  • SPORTING 1-0 SEVILLA
SPORTING 1-0 SEVILLA
EFE EFE

La épica volvió a El Molinón y el Sporting doblegó al Sevilla (1-0) que jugó casi una hora con un hombre más pero que no pudo superar la férrea defensa planteada por Manolo Preciado en un partido en el que el público se divirtió de lo lindo ante uno de los equipos más fuertes de la Liga.

1 - Sporting: Lafuente, Sastre, Iván Hernández, Gerard, Canella, Michel, Diego Camacho, Maldonado (Cámara, m.34), Carmelo (Matabuena, m.82), Diego Castro y Bilic (Barral, m.63).

0 Sevilla: - Palop, Crespo, Prieto, Escudé, Dragutinovic, Navas, Duscher (Renato m.67), Facio, Capel, Romaric (Kanouté, m.45) y Chevantón (Acosta, m.58).

Gol: 1-0. m.16. Diego Castro.

Árbitro: Megía Dávila. Expulsó con roja directa a Canella (m 28) y al borde del final simultáneamente a Preciado y a su segundo Iñaki Tejada por una protesta estando ambos ya advertidos y mostró tarjeta amarilla a Camacho (m 6), Navarro (m 34), Carmelo (m 52)

Incidencias: Partido de la vigésima primera jornada de la Liga disputado en el estadio de Molinón. Unos 25.000 espectadores

Manolo Jiménez presentó un equipo con muchos cambios ya que al obligado de Luis Fabiano el técnico sevillista dejó en el banquillo de salida a Kanouté, Squillaci o Renato pensando en el partido del próximo miércoles ante el Athletic de Bilbao en las semifinales de la Copa del Rey mientras que Preciado, sin tener que reservar a nadie, mantuvo sus habituales rotaciones y en esta ocasión ocuparon sitio en el banquillo Matabuena y Barral.

Los dos equipos saltaron al campo sabiendo ya los resultados de todos sus rivales y para tranquilidad de los locales sabían que aún perdiendo iban a mantener una cómoda diferencia de 7 puntos sobre el Osasuna que marca la primera de las posiciones de descenso.

La visita del Sevilla suponía la primera de las cuatro jornadas consecutivas en las que se va a medir a los primeros clasificados, ya que tras los andaluces jugarán ante Barcelona, Real Madrid y Villarreal, racha en la que en la primera vuelta no sumaron ni un solo punto y además encajaron 18 goles lo que la plantilla sportinguista trata de enmendar en esta vuelta.

Desde los primeros minutos los dos equipos salieron dispuestos a hacerse con el partido, pero fue primero el Sporting el que tuvo la oportunidad de adelantarse en el marcador en un claro penalti por mano de Escudé que cortó un centro de Maldonado cuando se apenas se llevaban jugados cinco minutos de juego pero Palop adivinó la dirección del disparo de Bilic y envió el balón a córner.

El juego era entretenido y con llegadas a ambas porterías hasta que el Sporting sí acertó en un gran centro de Carmelo al segundo palo a donde llegó Diego Castro libre de marca para batir de cabeza al portero sevillista en el minuto 16.

Bilic volvió a perdonar seis minutos después cuando Diego Camacho roba el centro del campo y mete en profundidad sobre la internada del croata que llegaba a la carrera acompañado de Carmelo por el centro y Maldonado un poco más a su derecha contra un solo defensa y Palop pero Bilic pecó de individualista y el portero sevillista rechazó su disparo.

Los locales perdonaban demasiado y poco a poco el Sevilla fue controlando el juego que pasó a ser ya notable tras la expulsión del joven Canella por una entrada sobre Capel que provocó una sonora bronca del público toda vez que una entrada de similar dureza un minuto antes de Duscher sobre Bilic no mereció siquiera la amarilla.

Lafuente, que debutaba en El Molinón, respondió con una gran parada una internada de Chevantón minutos antes de la segunda bronca contra el árbitro por una mano de Facio a disparo de Diego Camacho cuando Palop se encontraba fuera de la portería en una salida en falso para despejar un balón sobre la línea de fondo.

Jiménez decidió meter más potencia de fuego y dio entrada en la segunda parte a Kanouté quien dio su primer aviso a los pocos minutos en un remate de cabeza que salió fuera en medio de un dominio total de los andaluces que no supieron aprovechar un regalo de Cámara que falla en una entrega con el pecho a Lafuente que obliga a éste a realizar una gran parada al disparo de Navas quien se encuentra de nuevo con un inspirado portero en un disparo a bocajarro del extremo sevillista.

La segunda parte se jugó prácticamente entera en el medio campo de un Sporting empeñado en una defensa numantina y en tratar de sorprender por velocidad aunque sin conseguirlo porque el Sevilla aunque volcado al ataque nunca desprotegió a Palop.

La segunda parte no podía pasar sin una nueva bronca esta vez a medias para el árbitro y para el Sevilla al completo, al primero por no señalar una falta a Barral y a los segundos por seguir la jugada que finalizó con una gran parada de Lafuente a tiro de Navas.

La grada volcada con su equipo apoyó sin desmayo en la segunda parte en la que Megía Dávila volvió a adquirir protagonismo al expulsar a la vez a los dos entrenadores del Sporting y al añadir cinco minutos en los que el Sevilla redobló su intento de marcar con un Sporting despejando balones a patadón limpio.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información