Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Espanyol pasa en una vuelta de liderar la clasificación a ser penúltimo

EFE EFE

La trayectoria del Espanyol esta campaña ha dado un vuelco especular desde la segunda jornada hasta hoy, ya que los blanquiazules a estas alturas en la primera vuelta eran líderes en solitario y ahora son penúltimos en la clasificación empatados a puntos con el colista, el Mallorca.

El inicio de Liga españolista fue excepcional y fue el único equipo de los 20 de Primera capaz de sumar los seis puntos en las dos primeras jornadas. A pesar de un juego bastante discreto, los catalanes rentabilizaron al máximo sus pocas ocasiones de gol y lograron dos de los tres triunfos que han logrado en el torneo. Los jugadores, entonces dirigidos por Bartolomé 'Tintín' Márquez, derrotaron al Valladolid (1-0) y al Recreativo de Huelva (0-1). 19 partidos después, la situación es radicalmente distinta. El equipo catalán es penúltimo y está a tres puntos de la permanencia, que ahora marca el Numancia con 20.

Tres entrenadores han pasado ya por el banquillo blanquiazul. Márquez fue cesado en la jornada 13 tras caer ante el Sporting de Gijón (0-1), José Manuel Esnal, Mané, sólo aguantó seis encuentros en el cargo y Mauricio Roberto Pochettino ha sido incapaz de ganar en sus dos primeros choques. En las dos primeras jornadas, el Espanyol sumó prácticamente un tercio de los puntos que tiene en la actualidad (17). Los españolistas, que aventajaban en cinco puntos al Barcelona por aquel entonces, ahora cuentan con una desventaja de 39 respecto al actual líder de la clasificación.

Los barceloneses cumplen hoy tres meses exactos sin ganar un partido. En los últimos doce partidos presentan un balance de cinco empates y siete derrotas. Además, es el equipo menos goleador de la categoría empatado con el Recreativo de Huelva y sólo sobrevive gracias a las jugadas de estrategia. Desde el club se han llevado a cabo campañas para conseguir que la afición apoye al equipo y el propio entrenador aseguró antes del choque ante el conjunto onubense que el partido era más importante que las dos finales de Copa del Rey ganadas por el Espanyol (2000 y 2006). Queda poco menos de media Liga, pero la situación ha adquirido tintes dramáticos.

A pesar de la mala racha, del escaso acierto goleador y de una política de fichajes poco definida, la suerte para el Espanyol es que sólo está a tres puntos de la permanencia y que ahora recupera a jugadores importantes como Iván de la Peña o Raúl Tamudo, que deben ser claves para salvar al equipo. Mauricio Pochettino, que todavía no ha saboreado una victoria, analizaba al término del encuentro ante el Recreativo que la situación del equipo era mejor que hace dos jornadas, puesto que la salvación entonces estaba a cinco puntos y ahora sólo a tres. Para el argentino, todavía hay margen, pero sabe que lo único que vale en estos momentos es ganar.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información