Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Dos nuevos detenidos en la batalla polaca contra la corrupción en el fútbol

EFE EFE

La justicia polaca continuó hoy su batalla contra la corrupción en el fútbol con otros dos detenidos, entre ellos el delantero Piotr Reiss, del Lech Poznan, actual líder de la primera división polaca, lo que eleva a más de 130 personas los investigados por actividades ilegales en ese deporte.

Además del ariete del Lech Poznan, conjunto que se midió el pasado año al Deportivo de La Coruña en la copa de la UEFA, los agentes arrestaron a un antiguo miembro de la directiva, cuya identidad aún no ha transcendido. Los dos detenidos serán trasladados a Wroclaw (Suroeste de Polonia) para ser interrogados por el fiscal que centraliza las investigaciones contra la corrupción en el fútbol, según informó el portavoz de esta fiscalía, Edward Zalewski.

"Es una catástrofe para nosotros", lamentó a la prensa el vicepresidente del club, Arkadiusz Kasprzak, quien destacó la buena trayectoria de Reiss, de 36 años y cuatro veces internacional. La justicia mantiene desde hace casi tres años una guerra abierta contra la corrupción en el fútbol, que incluso supuso que la liga de Polonia, la Ekstraklasa, cuyo inicio estaba previsto a finales del pasado julio, retrasase su comienzo hasta agosto por los escándalos.

Uno de los capítulos más importantes de esta lucha contra las prácticas ilegales ocurrió cuando el ejecutivo polaco decidió destituir a la cúpula directiva de la Federación de Fútbol (PZPN), para nombrar un administrador que luchase contra la corrupción. La medida fue rechazada por la FIFA, que amenazó a Polonia con impedirle disputar los partidos de clasificación para el futuro Mundial de Sudáfrica si no daba marcha atrás. El gobierno acabó cediendo al ultimátum de la FIFA, que además hacía peligrar la celebración de la Eurocopa de 2012, que organizarán conjuntamente Polonia y Ucrania.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información