Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Aguirre, en su situación más crítica en el banquillo del Atlético

EFE EFE

La última derrota contra el Valladolid (1-2) completó la peor racha del entrenador mexicano Javier Aguirre al frente del Atlético de Madrid, dos puntos en cinco partidos, y dejó al técnico en su situación más crítica desde su llegada al banquillo del club rojiblanco hace dos temporadas y media.

Ya había pasado por momentos comprometidos, hace dos campañas con el 0-6 ante el Barcelona o cuando acabó séptimo en la Liga, hace un año con las eliminaciones de UEFA y Copa del Rey o este mismo curso cuando enlazó tres derrotas seguidas, aunque nunca tanto como ahora, cuando su continuidad en el Atlético corre peligro. "¿Temer por mi puesto? Estuvo Enrique (Cerezo) con nosotros, habló fuerte con los jugadores y conmigo, pero sigo trabajando. No me han comunicado nada. Tengo un contrato que firmé con dos personas delante y no me han dicho nada de que ese contrato termine antes de lo establecido", afirmó Aguirre tras la derrota con el Valladolid.

Tampoco se plantea su dimisión: "Si estuviera dolido, si viera que no hay respuesta en el vestuario, si estuviera con una dolencia física y mental sería el primero en saber que esta situación no tiene marcha atrás. Pero confío plenamente en mi trabajo y en el de ellos. Espero que el 31 de mayo estemos hablando de otra cosa". Hoy, el técnico dirigió con normalidad el entrenamiento en Majadahonda, apenas unas horas después de la derrota contra el Valladolid, que ha agravado su situación en el banquillo, a la espera de decisiones de la directiva, que pasan por una destitución o por una última oportunidad el próximo domingo en Huelva.

No ha acostumbrado el Atlético a despedir entrenadores a mitad de Liga desde su regreso a Primera División, en 2002-03. Desde entonces, sólo lo hizo en una ocasión, en 2005-06, cuando destituyó al argentino Carlos Bianchi antes de la última jornada de la primera vuelta y con una racha insostenible en el equipo, que apuntaba más a la zona de descenso que a los puestos de competición europea. Ahora, no es tan alarmante la situación, aunque el Atlético aún no funciona en 2009. Desde que despidió 2008 en la tercera posición y con quince partidos oficiales seguidos sin perder, nueve de ellos en la Liga, no ha saboreado una victoria. Ni en esa competición, con tres derrotas y dos empates, ni en Copa del Rey, de la que ya ha sido eliminado.

Sólo ha sumado dos de los últimos quince puntos disputados en 2009. Es la peor racha del entrenador mexicano en el banquillo del Atlético, en el que nunca enlazó cinco choques sin ganar hasta ahora, con derrotas ante Valencia (3-1), Athletic (2-3) y Valladolid (1-2) y con empates frente a Almería (1-1) y Málaga (1-1). Esos resultados han situado al conjunto rojiblanco como el peor equipo de Primera División en 2009. Nadie ha sumado tan pocos puntos en los cinco partidos del nuevo año, en los que el bloque madrileño ha pasado del tercer al séptimo puesto, su plaza más baja en la clasificación desde hace doce jornadas.

El Atlético, que ha perdido posición europea después de diez duelos consecutivos entre los seis primeros de la tabla, ya está a cinco puntos de la zona de Liga de Campeones, el objetivo mínimo para esta temporada. Es su mayor distancia de esos puestos desde hace dos meses.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información