Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Guardiola y Puyol se ríen de España

  • El defensa ni viajó a Sevilla para ser examinado por lo médicos de la selección
El defensa ni viajó a Sevilla para ser examinado por lo médicos de la selección
Defensa Central Defensa Central

Nuevo escándalo en la selección española de fútbol por un jugador del Barcelona. Si hace dos años y medio Xavi y Puyol protagonizaron una polémica con la roja de Aragonés por no viajar a Islandia a disputar un amistoso en agosto alegando sendas lesiones y justo tres días después sí que jugaron un partido del Barcelona en la Supercopa de España, ahora de nuevo el defensa blaugrana deja tirado a la selección con tal de estar ok para su equipo.

El central barcelonista Carles Puyol, tuvo que retirarse por precaución durante el partido del pasado domingo ante el Sporting de Gijón, después de detectársele una sobrecarga muscular. Puyol reapareció contra los asturianos después de que se lesionara en el partido de vuelta de Copa ante el Espanyol de hace diez días. El capitán azulgrana sufrió entonces una rotura de fibras en el recto anterior de la pierna izquierda y contra el Sporting los médicos del Barça le diagnosticaron una sobrecarga en un grupo muscular cercano.

Una vez conocido el diagnóstico, los médicos barcelonistas se pusieron en comunicación con los de la selección española y se determinó que Puyol no se incorporara a la convocatoria para jugar el partido amistoso ante Inglaterra. Inaudito. Siempre que un futbolista alega estar lesionado para no ir a la selección española, es obligado a viajar para que sea explorado por los médicos de la roja y después concederle el permiso de ausentarse de la convocatoria. Pero parece que con los futbolistas del Barcelona las cosas cambian y el rasero es otro.

LA RFEF SE CRUZA DE BRAZOS

Y resulta curioso, porque según quedó reflejado la pasada semana en la prensa, el propio Puyol quería ir a la concentración para hacer equipo y hacer piña, estuviese o no lesionado. Todo era una fachada para quedar bien. Puyol, bajo recomendación de Guardiola, ha preferido quedarse en Barcelona para recuperarse de esa 'supuesta' recaída, para que esté al cien por cien para el partido del próximo sábado ante el Betis. Y de nuevo, como ya ocurrió en verano de 2006 con él mismo y con Xavi, la RFEF se cruza de brazos y da barra libre al blaugrana para que haga lo que quiera.

Resulta que el capitán del Barcelona arriesgó para jugar contra los asturianos, debido a las numerosas bajas en defensa para ese partido, y recayó 'casualmente' en la segunda mitad cuando el partido estaba ya resuelto. Los médicos del Barça solicitaron su exclusión de la convocatoria. Ésta fue concedida sin necesidad de exploración de los galenos de la roja y Puyol tiene así toda la semana para estar a tope contra el Betis, porque claro, esa recaída también 'casualmente' no evitará que juegue en la próxima jornada de Liga.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información