Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¿Quién es Guardiola?

Luciano Sabatini Luciano Sabatini


Que Frank Rijkaard no continuará al mando de la nave azulgrana la próxima temporada es un secreto a voces. Así, el club catalán busca a la desesperada un técnico de garantías para volver a la senda de la victoria. Uno de los mejor situados en esa lista de posibles técnicos es el ex barcelonista Pep Guardiola.

Incluso, el técnico azulgrana ya ha elaborado un informe acerca de cómo debería configurarse la plantilla de la próxima temporada haciendo mucho más severo el régimen de la primera plantilla. Guardiola es lo que se suele llamar un hombre de la casa, ya que como jugador nació y creció en el seno del club culé. Pero su más que posible elección como técnico de la primera plantilla hace aguas por todos los lados, ya que su experiencia como entrenador se reduce a ocho meses en el Barcelona B que milita en la Tercera División.

Con un presupuesto mucho mayor que el resto de sus rivales en el grupo V de la Tercera, Guardiola ha conseguido ser líder de la categoría con un punto de ventaja sobre el Sany Andreu, al que se enfrentan este fin de semana. En esta categoría se ha tenido que medir a equipos de la injundia del Banyoles, del Manlleu o del Castelldefels, con el respeto pertinente. No ha entrenado ni en Segunda, ni siquiera en Segunda B, más allá de este mínimo bagaje, su incorporación como técnico de élite no ofrece ninguna garantía real.

Más allá de sus ideas futbolísticas, no tiene punto de comparación la responsabilidad y la presión de entrenar a un tercera que a uno de los equipos con mayor presupuesto del fútbol español. Además, Guardiola pretende llegar a un vestuario lleno de jugadores de renombre y cambiar de forma radical el modo en el que han estado funcionando durante años, y esas medidas se lo pondrían muy difícil para hacerse con la plantilla.

Desde luego que Guardiola no parece la mejor opción, y si lo enfrentamos a otros técnicos con la trayectoria de Lippi, Mourinho, o Wenger, desde luego que parece tratarse de una mala broma. La pelota está en el tejado de la directiva azulgrana que puede estar dilapidando una temporada más con esta elección de nuevo entrenador.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información