Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Depresión europea del 'caótico' Valencia

  • Los ucranianos rompieron los pronósticos en Mestalla
COPA UEFA: VALENCIA 2-2 DINAMO KIEV
EFE EFE

El Valencia quedó eliminado de la Copa de UEFA al empatar a dos goles en su estadio frente al Dinamo de Kiev en un choque en el que la endeblez defensiva que le acompaña en la presente temporada le condenó ante un rival discreto pero voluntarioso, tras el empate a uno de la ida.

Dos 'pelotazos' y fuera de Europa

Dos goles de Kravets, el primero en una buena jugada personal en la que burló a los defensores locales dentro del área, y el segundo tras superar en un mano a mano al portero valencianista César Sánchez, tras un fallo previo de Albiol, dejaron al equipo español fuera del sorteo de octavos de torneo europeo.

- Ficha técnica:

2 - Valencia: César, Maduro, Albiol, Alexis, Del Horno, Marchena (Baraja, m.81), Fernandes, Silva, Mata (Vicente, m.68), Morientes (Joaquín, m.59) y Villa.

2 - Dinamo Kiev: Bogush, Nesmachniy, Betao, Mikhalik, Kaddouri, Correa (Ghioane, m.78)), Vukolevic, Eremenko, Kravchenko (Cernat, m.65)(Sabljic, m.89) Aliev y Kravets.

Goles: 0-1, m.33: Kravets. 1-1, m.45: Marchena. 2-1, m.54: Del Horno. 2-2, m.73: Kravets.

Arbitro: Danir Skomina (SLV). Mostró tarjeta amarilla al local Del Horno y los visitantes Kaddouri, Nesmachniy, Aliyev, Vukojevic,

Incidencias: partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa de la UEFA disputado en el estadio de Mestalla ante poco más de 20.000 espectadores. Terreno de juego en buen estado.

Así, el empate a tres goles en el cómputo global permitió a los ucranianos acceder a los octavos de final gracias a la mayor cantidad de goles marcados como visitantes.

Superados los minutos de tanteo, el Valencia buscó la meta rival y, así, un defensor visitante salvó bajo palos un disparo del portugués Manuel Fernandes al cuarto de hora de partido, pocos segundos después de que El Kaddouri despejase a córner el balón tras una buena acción ofensiva local protagonizada por Morientes y Silva.

A pesar de contar con mejores opciones para marcar, el Valencia, como le ha sucedido con frecuencia a lo largo de la presente campaña, no conseguía hacerse con el control del partido e incluso permitió que su rival le encerrase en su área.

De hecho, después de volver a perdonar el Valencia otra ocasión, en la que ni Mata ni Alexis se entendieron para aprovechar un rechace con el portero ya batido, el equipo ucraniano no desperdició su oportunidad a los 33 minutos y Kravets, en una gran acción en el área valencianista, superó a César.

Tras el gol, el Valencia no lograba reaccionar ante un Dinamo de Kiev controlaba del balón y que impedía que el equipo de Unai Emery se acercase ahora con peligro a las inmediaciones de su área, aunque una jugada a balón parado metió a los valencianistas en el partido en el último suspiro del primer periodo.

Del Horno alentó antes del 'mazazo'

Cuando el equipo local estaba KO, Marchena se adelantó a sus marcadores y remató de cabeza un centro de Manuel Fernandes desde la izquierda al punto de penalti para batir a Bogush y dar oxígeno al Valencia.

Aunque los ucranianos salieron en el segundo periodo dispuestos a mantener el control del balón, fue el Valencia el que se encontró el premio del gol, y tras un saque de falta desde la izquierda de Fernandes, Asier Del Horno marcaba en el minuto 54 el segundo tanto valencianista tras un despeje de la defensa local.

El segundo tanto valencianista y el cansancio que parecía afectar al Dinamo -tras casi dos meses de parón invernal-, propició un cambio temporal del panorama del encuentro, ya que ahora era el equipo de Emery el que impedía al centro del campo contrario maniobrar con eficacia.

Pero una vez más, la inconsistencia defensiva del equipo de Mestalla volvió a aparecer y Kravets, que se plantó sólo ante César, apenas tuvo problemas para sumar su segundo tanto para igualar el marcador y poner en ventaja a los suyos en la eliminatoria.

El Valencia se volcó en ataque en busca de gol que le llevase a los octavos de final de torneo, pero su esfuerzo fue baldío y, de hecho, apenas inquietó seriamente a un equipo que se defendió con todo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información