Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Arsenal de Sarandí, sorprendente líder en Argentina

  • Vuelven las ilusiones en equipos menores
Vuelven las ilusiones en equipos menores
José David López José David López

Sólo se llevan cuatro jornadas en el Clausura argentino pero en un torneo tan corto (hay que recordar que son apenas 19 jornadas), un mal inicio evita posteriores luchas por el título.

Los cambios en River, con el ‘Pipo’ Gorosito y la llegada de Fabiani, Boca con muchos chicos de la cantera y la recuperación de Palermo o San Lorenzo, que apuesta por la continuidad de un bloque que debe darles mayores alegrías, deben ser por lógica los equipos punteros pero, por el contrario, sus irregularidades y la participación conjunta en la Copa Libertadores, les limita.

De esa premisa nace el sueño de equipos con menos caché, mucho más trabajo silencioso y, sobre todo, mucha hambre. Argentina es, desde hace años, un constante hervidero de sorpresas, de nóminas pequeñas que se suben a las espaldas de los gigantes y de resultados imprevisibles que dan ‘vidilla’ más allá de los candidatos de siempre.

Lanús, Newell`s, Estudiantes o hasta el modestísimo Tigre, se han ganado los respetos en base a su sacrificio que, en algunas ocasiones casi milagrosas, ha servido para lograr gestas inéditas. Precisamente uno de esos equipos, el Arsenal de Sarandi, saborea su actual liderato desde el anonimato de quien, para la gran mayoría, terminará cediendo pero también se pensó eso con los anteriormente citados y hoy aún recuerdan los festejos.

Curiosamente, el pequeño equipo de Sarandí ya sabe lo que es aprovechar esa condición de equipo sorpresa porque en 2007 rompió esquemas al imponerse en la Copa Sudamericana. Aunque el Clausura 2007 acaba de empezar, la hinchada ya se ilusiona tras vencer a Estudiantes de la Plata y asomarse a lo más alto, un primer paso que evoca los mejores pensamientos.

Con River y Boca ‘tocados’, San Lorenzo aún en gestación y el complicado calendario que se proyecta para estos meses, ese sueño, los de aquellos que ven el fútbol desde abajo, vuelve a tener sentido. ¿Volverán las sorpresas?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información