Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Riki asienta la Intertoto

EFE - La Coruña EFE - La Coruña
El Deportivo de La Coruña logró derrotar al colista, el Levante, (1-0) en el último suspiro de partido con un solitario tanto de Iván Sánchez, "Riki", que le permite coger holgura en la lucha por estar la próxima temporada en la Copa Intertoto.

El delantero finiquitó un encuentro que tuvo un emotivo inicio, en el que los jugadores del Levante, que lucieron camisetas de protesta por los retrasos en sus nóminas, se plantaron en el círculo central, donde se mantuvieron mientras que el rival ponía el balón en juego y Sergio lo conducía sin oposición y lo enviaba fuera.

Fue entonces cuando los levantinos, que recibieron los aplausos de la grada de Riazor y de los jugadores del conjunto gallego, se colocaron en el terreno de juego y devolvieron el esférico al rival para que el fútbol empezara.

Además los problemas extradeportivos, el conjunto granate inició el choque mermado por seis bajas: Alvaro, Berson, Tommasi, Lozano, Geijo y Courtois, lo que obligó al técnico a contar con jugadores del filial y del juvenil en la convocatoria.

Sobre el césped, el Deportivo intentó manejar el ritmo del partido para conseguir su séptima victoria consecutiva en el estadio de Riazor, pero le faltó la tranquilidad de anteriores envites y se precipitó a la hora de buscar a Rodolfo Bodipo, la principal novedad del once blanquiazul por el descanso de Xisco.

Del punta fue la primera gran ocasión del partido, tras un centro de Julien de Guzmán desde la banda izquierda que el delantero blanquiazul remató en el aire, según le venía, para obligar a Manolo Reina a lucir reflejos y desviar el balón a córner.

El Levante, con el paso de los minutos, fue ganando protagonismo en el encuentro, dejó de volcarse al contragolpe y empezó a disputarle el dominio al equipo coruñés, que sólo pasó apuros con un lanzamiento lejano de Iborra y un cabezazo de Armando que rebotó en Coloccini.

El Deportivo reaccionó a las advertencias de los valencianos con una internada de Lafita en el área, en la que el balón le llegó a sueco Wilhelmsson, después al brasileño Filipe Luis y más tarde al sevillano Bodipo, que, forzado, desperdició la oportunidad deportivista minutos antes del descanso.

Gran Valerón

En la reanudación, los coruñeses se sintieron más cómodos, pero apenas crearon peligro y además continuaron sufriendo en la circulación del balón, un problema que Miguel Angel Lotina intentó solucionar desde el banquillo con la entrada de Juan Carlos Valerón, que suplió al defensa Alberto Lopo.

Con Valerón en el campo, lo que no cambió fue la poca fortuna en el remate de Bodipo, que perdonó en el segundo palo, solo, un balón colgado de Sergio tras una falta en el lateral del área del Levante.

Los valencianos aguantaron sin mayor problema las tentativas de los blanquiazules, que se quedaron en un disparo de Filipe Luis desde la frontal del área y otro lejano de Manuel Pablo que no llegó a coger portería.

La suerte de Bodipo ni siquiera cambió cuando Valerón sacó a relucir la magia de antaño y, con una vaselina, dejó en inmejorable posición al delantero sevillano, al que le volvió a fallar la puntería delante de Reina.

El que no erró fue "Riki", a tres minutos para el final, cuando aprovechó una jugada de Valerón y un gran pase de Manuel Pablo para, de espuela, ayudar al Deportivo a dar un gran paso hacia la Copa Intertoto.



Ficha técnica:

1- Deportivo de La Coruña: Aouate; Manuel Pablo, Lopo (Valerón; m.58), Pablo Amo, Coloccini, Filipe Luis; Wilhelmsson, Sergio, De Guzmán, Lafita (Riki; m.77); y Bodipo (Taborda; m.83).

0- Levante: Reina; Manolo (Descarga; m.72), Robusté, Armando, Rubiales; Juanma (Pedro León; m.86), Serrano, Javi Fuego, Saúl; Iborra (Etien; m.78) y Riga.

Goles: 1-0; m.87: Riki.

Árbitro: Paradas Romero, del Comité Andaluz. Mostró tarjeta amarilla a Robusté (m.34), Manolo (m.61) y Juanma (m.84), por parte del Levante.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la trigésimo sexta jornada del Campeonato Nacional de Liga, disputado en el estadio de Riazor ante unos 12.000 espectadores. Antes del partido, los jugadores del Levante lucieron una camiseta negra con el lema "solución o dimisión" y otra blanca con la leyenda "queremos cobrar ya"
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información