Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Abel: "Me siento respaldado y mi trabajo está siendo muy bueno"

  • FÚTBOL-AT. MADRID
FÚTBOL-AT. MADRID
EFE EFE

Abel Resino, entrenador del Atlético de Madrid, aseguró hoy que se siente "total y absolutamente respaldado" por la directiva del club, consideró que, para él, su "trabajo" como técnico rojiblanco está siendo "muy bueno" y advirtió de que no puede estar explicando cada minuto sus decisiones en el equipo.

"Estamos bien. Lo que pasa es que una cosa es la imagen que se da fuera y otra cosa es la que hay en el vestuario. La gente está tranquila, estamos trabajando bien y no veo ningún tipo de problema", afirmó el preparador toledano, centro de las críticas durante esta semana, tras el empate sin goles en Oporto.

Él se siente apoyado en el club: "Creo que, salvo un par de cosas que a veces se sacan de contexto, me siento total y absolutamente respaldado por el presidente y por Miguel Ángel Gil Marín. Estoy muy tranquilo. Para mí, mi trabajo está siendo muy bueno, para mí por lo menos, y estoy contento".

Y defendió: "El equipo ha perdido un partido de siete cuando venía de una situación bastante mala, hemos tenido rivales complicados y el equipo está dando la cara en todo momento. Que algunos quieran ver cosas donde no hay, no es problema mío. No puedo estar todos los días atendiendo a desmentidos, ni estar explicando cada decisión que tomo a cada minuto. Eso es imposible".

"No estoy preocupado. Nunca lo he estado. Soy una persona que tengo mucha seguridad en lo que hago, puedo estar equivocado o acertado, pero como yo tengo muy claro mi camino y no lo voy a cambiar no me preocupa absolutamente nada. Mis decisiones son pensadas al máximo", continuó.

Algunas de esas decisiones han generado polémica en los últimos días entre su plantilla, como la suplencia del uruguayo Diego Forlán o la actitud del argentino Maxi Rodríguez cuando fue sustituido en Oporto. Todos esos temas los abordó hoy en su rueda de prensa más intensa e interesante desde su llegada al Atlético.

"No puedo estar explicando cada decisión que tomo. Las tomo con todas las consecuencias y admito todo lo que pueda ocurrir", dijo el técnico, que apuntó sobre la suplencia de Forlán: "Ya venía con problemas que arrastraba ante el Madrid. Yo intentaba dosificarlo porque es un jugador de un trabajo tremendo. No me quiero cargar a Forlán, quedan doce partidos y es un jugador muy importante".

"Es una decisión -añadió- que tengo que tomar. Si yo fuera cobarde no la tomaría y, como creo que es lo mejor para la entidad, la tomo y punto, sea mañana con Forlán o con cualquier otro. La tomo porque entiendo que es lo mejor para el equipo. Todo lo que se quiera hablar después lo voy a respetar siempre, cada uno tiene sus opiniones, pero de ahí a la realidad muchas veces dicta un abismo".

"Se ha sacado de contexto una cosa que el jugador y yo teníamos hablado desde hace quince días. Si ahora se saca de contexto no es culpa mía. No puedo estar todos los días haciendo desmentidos", agregó Abel, que avisó: "Yo me ratifico profundamente en el planteamiento del miércoles pasado en Oporto".

Abel advirtió de que "no ha visto a nadie decir que hubo un penalti muy claro en la primera parte". "Y me sorprende. A lo mejor estaríamos hablando de otra cosa muy diferente. A ver cómo hubiera jugado el Oporto con 0-1. Nadie ha hablado de eso, esas cosas no interesan. Sólo el debate de Forlán, nada más", recalcó.

Y en ese debate también entró el argentino Sergio 'Kun' Agüero al término del partido en Oporto. "No tengo nada que decir -respondió Abel-. Yo lo que digo lo digo en el vestuario. Cada uno es libre de decir lo que quiera. No puedo estar contestando a todo el mundo, porque entonces estaríamos siempre en una guerra continuamente. Mis códigos son en el vestuario y siempre se van a quedar ahí".

Además, el entrenador también fue preguntado por la actitud del argentino Maxi Rodríguez cuando fue sustituido en Oporto. El capitán se marchó andando lentamente del campo, cuando el Atlético necesitaba un gol para remontar.

"En fútbol hay que entender mucho más las cosas y Maxi es un jugador que le cuesta mucho asimilar los cambios. Tendrá que acostumbrarse, porque no voy a cambiar en ningún aspecto con nadie. Las decisiones que tome las tomaré siempre porque entiendo que son lo mejor para la entidad. Y sea la decisión que sea la seguiré tomando. Nada me va a impresionar ni hacer cambiar", declaró.

Abel, en cualquier caso, aseguró que está satisfecho con el compromiso de su plantilla. "Estoy más o menos contento con todo el mundo globalmente. Siempre en todas las plantillas hay cosas. Es normal y ocurre en todos los sitios, pero el equipo está dando la cara y eso es importante", valoró.

El entrenador tampoco está decepcionado ni decaído por las polémicas de los últimos días. "Soy un luchador y siempre lucharé hasta el final. Hasta el último segundo seré el máximo luchador en esta casa, porque es mi forma de actuar donde haya estado de entrenador y jugador y porque me une un compromiso mayor a esta casa. No podía permitirme el lujo de no tener ilusión hasta el último segundo", concluyó.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información