Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Los culés, ninguneados por su presidente

  • Vergonzoso reparto de entradas para la final de Copa del Rey
Vergonzoso reparto de entradas para la final de Copa del Rey
I.L I.L

Hace tan sólo unas semanas, desde aquí analizamos la indignación de los aficionados culés debido al reparto de las entradas para la final de Copa del Rey. Esa demanda sigue siendo altísima a día de hoy pero el trato a los socios, los que deberían mandar en el club y aquellos que apoyan perennemente a su equipo, sigue siendo lamentable porque Laporta y sus contactos se apoderarán de más del 40% de las entradas destinadas para el FC Barcelona.

 

Los compromisos de la directiva encabezada por el presidente parecen interminables y debido a ello, el club ha optado por realizar un reparto más que vergonzoso desde el punto de vista del socio. 3.700 entradas se destinarán a sus compromisos y el resto, pocos menos de 14.800 a la venta y distribución directa a sus socios.

El reparto, comparado con el Athletic de Bilbao, su rival, es discriminatorio para aquellos que pagan anualmente para mantener el caché del club. Y es que mientras los bilbaínos incluyen en esa reserva del 20% del total las que destinará al reparto de entre su peñas, el Barcelona las descuenta del grueso del destinado a los socios. De tal manera, las entradas para los socios del Barcelona serán muchas menos que las que tendrán en su posesión los vascos, con lo que sobre las gradas de Mestalla se apreciará con claridad un color rojiblanco dominante.

El club, como siempre en su web y de mala manera, explica que el 80% del total de las entradas se destinarán a los socios y las peñas, mientras que el 20% restante serán para los patrocinadores y compromisos institucionales y deportivos. Echando cuentas, ese 20% queda lejos, sabiendo ya que el 40% del aforo, se reserva para los compromisos de los clubs y de la RFEF.

A todo esto, se siguen viendo por Internet entradas a la venta que, como no puede ser de otra manera, pertenecen a aquellos allegados a la directiva culé que prefieren hacer 'su agosto'. Y decimos esto porque los precios son tremendamente abusivos ya que rozan los 600 euros pese a que su valor en taquilla oscila los 50. Sí, un nuevo negocio 'negro' del señor Laporta y sus cómplices.

 

 

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información