Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Pepe, de mediocentro, no evita el caos

  • El madridista actuó como improvisado mediocentro y estuvo a buen nivel
PORTUGAL 0-0 SUECIA
EFE EFE

El central del Real Madrid tuvo una noche agitada ya que Carlos Queiroz le colocó, como ya se preveía, en la medular. Actuando de mediocentro, Pepe estuvo muy activo y peleón pero no evitó una nueva decepción lusa.

Pepe no salva el caos de Queiroz

Una selección portuguesa impotente y sin ideas empató hoy sin goles frente a una metódica Suecia, en un duelo que deja a los lusos terceros del Grupo 1 después de cinco partidos y aleja su clasificación para el Mundial de Sudáfrica en 2010.

El seleccionador luso, Carlos Queiroz, sorprendió en el once inicial al situar como pivote defensivo al central madridista Pepe y por no alinear a un delantero centro puro, al prescindir del punta del Werden Bremen Hugo Almeida. La falta de creación, unida a la inexistente presión, fueron los primeros síntomas preocupantes de los lusos, que volvieron a echar de menos la magia de Deco, quien, tocado, se quedó inicialmente en el banquillo.

Suecia estaba cómoda y con su aseado 4-4-2 impuso el ritmo juego durante el primer cuarto de hora, en el que tuvo una gran ocasión en un disparo lejano del centrocampista Holden. La ansiedad de los pupilos de Queiroz, que tenían la imperiosa obligación de vencer, empezó a desaparecer y lanzados por la banda izquierda, la del jugador del Málaga Duda, las ocasiones se sucedieron. El propio Duda estrelló un balón en el poste, Simao disparó lamiendo la cepa del palo derecho, Ronaldo lanzó por encima del portero, pero Portugal seguía sin su gol ante una Suecia que se pertrechaba en su campo y dejaba pasar el tiempo.

Cristiano Ronaldo, considerado el mejor del mundo en 2008, tenía como misión capitalizar el ataque de los portugueses, pero su rendimiento con la selección volvió a desilusionar. Nunca se esconde, pero su falta de acierto es inquietante, por lo que la selección se resintió ofensivamente y buscó soluciones, de nuevo por el flanco de Duda o por el del lateral del Chelsea Bosingwa.

Ni Cristiano ni nadie

La falta de un matador del área sigue lastrando a los lusos, que, sin embargo, parecen haber encontrado a un pivote defensivo de garantías, que impone su presencia física y no pierde el balón: Pepe. Portugal empezó el segundo tiempo sin Bosingwa, quien dejó el campo lesionado, y con un poco más de intensidad que en el primer tiempo, aunque con muchas imprecisiones, fruto de la presión por tener que ganar el duelo.

La armada nórdica, que seguía su guión trazado por el orden, la contundencia defensiva y el peligro a balón parado, tuvo en la cabeza del incombustible Henrik Larsson, antiguo delantero del Barca, y en el pie de Elmander, el primer gol del partido.

La impenetrable muralla sueca no pasaba agobios por el obcecado ataque de Portugal, que insistía en embestir por el centro, en vez de penetrar por las bandas. El atasco era monumental y Queiroz se encomendó a la creatividad de Deco para deshacer el nudo ofensivo de los lusos, quienes ya sentían el agobio del paso de los minutos en sus espaldas. El luso de origen brasileño puso gotas de calidad y acarició el gol en un disparo que rozó la escuadra, pero la resistencia sueca era implacable y repelía sin agobios las sacudidas lusas.

A la desesperada, Portugal contó en un córner con una franca oportunidad de Cristiano Ronaldo, quien plasmó la desesperación de una selección que con este empate se aleja de forma inexorable del Mundial de Sudáfrica en 2010.

- Ficha técnica:

0 - Portugal: Eduardo; Bosingwa (min. 44, Rolando), Bruno Alves, Ricardo Carvalho, Duda; Pepe, Raúl Meireles, Tiago (min.62, Deco); Danny (min.66, Hugo Almeida), Cristiano Ronaldo y Simao.

0 - Suecia: Isaksson; Nilsson, Mellberg, Majstorovic, Johansson; Elm, Svensson (min.80, S. Larsson), Kallstrom, Holmen (min.57, Wilhelmensson); Henrik Larsson, Elmander (min.85, M. Berg).

Arbitro: Frank De Bleeckere (BEL).

Incidencias: partido del Grupo 1 de clasificación para el Mundial 2010 de Sudáfrica disputado en el estadio Do Drago de Oporto ante unos 45.000 aficionados.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información