Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El técnico argentino del Luqueño es acusado de homicidio por un accidente de tráfico

  • FÚTBOL-PARAGUAY
FÚTBOL-PARAGUAY
EFE EFE

Una jueza de instrucción decidirá el próximo miércoles la suerte del entrenador argentino Miguel Zahzú, quien ha sido imputado por homicidio doloso tras protagonizar ayer un accidente de tráfico en el que fallecieron tres personas.

Zahzú, quien lleva varias temporadas en Paraguay y actualmente dirige al Sportivo Luqueño, atropelló la madrugada del domingo con su coche una motocicleta que transitaba con las luces apagadas y su conductor y sus acompañantes murieron en el acto, según la Policía. El accidente se produjo en Luque, municipio vecino a Asunción y sede del Luqueño, que marcha en el segundo lugar del Torneo Apertura paraguayo.

Las víctimas fueron identificadas como Ariel Aquino, de 25 años, Ricardo Brizuela (23) y Nelson Giménez (17), quienes, según la policía, portaban, entre otras cosas, una mochila cargada con varias latas de cerveza.

Zahzú, que dio negativo en la prueba de alcoholemia, fue imputado por "homicidio culposo" por la fiscal de Luque, Celeste Campos, quien explicó que pedirá medidas alternativas a la prisión, aunque la última palabra la tendrá este miércoles la jueza de instrucción María Teresa González.

Testigos del hecho, declararon que el automóvil de Zahzú, que quedó prácticamente inutilizado, se desplazaba a alta velocidad en el momento en que se llevó por delante la motocicleta.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información