Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Costa de Marfil rinde homenaje a las 19 víctimas mortales de la avalancha

  • En el partido ante Malawi
En el partido ante Malawi
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid

Miles de personas rindieron hoy homenaje a las 19 víctimas mortales de la avalancha que se produjo el pasado domingo en el estadio "Felix Hufue Buañi" de Abiyán en un emotivo acto presidido en el mismo lugar por el jefe de Estado marfileño, Laurent Gbagbo. Gbagbo, dominado por la emoción y con el rostro bañado en lágrimas, agradeció a la FIFA por imponer un minuto de silencio en todos los estadios del mundo donde se disputan hoy partidos para la la clasificación de la Copa Mundial 2010 en Sudáfrica.

"Gracias a la FIFA y su presidente, Sepp Blatter, porque nos afectan tantas desgracias sin que nadie nos exprese su solidaridad", dijo Gbagbo. El presidente de Costa de Marfil afirmó haber quedado sorprendido por la masiva afluencia de público al partido disputado entre la selección nacional de su país y la de Malawi. Según el mandatario, el deseo de ver jugar a sus ídolos explica la afluencia que causó la avalancha que, además de los 19 muertos, dejó 140 heridos, una decena de ellos de gravedad. "Estos jóvenes llegaron al estadio para festejar y encontraron la muerte. Pagaron para encontrar la muerte", se lamentó el presidente marfileño, subrayando que, según las informaciones a su disposición, "todos aquellos que entraron en el estadio habían pagado la entrada".

Tras su discurso, Gbagbo depositó una ofrenda floral en la entrada del estadio, donde se produjo la avalancha. El presidente de la Asamblea Nacional, Mamadou Coulibaly, y el primer ministro, Guillaume Soro, y los miembros del gabinete, así como los directivos de diversas instituciones del país concurrieron al acto, en el que estuvieron presentes también muchos de los familiares de las víctimas. El portavoz de las familias afectadas por la tragedia, Kesse Ourega, agradeció, por su parte, "la solidaridad demostrada por la nación".

El ministro de Deportes marfileño, Dagobert Banzio, ha admitido que "hubo fallos en la organización" del partido y aseguró que "los responsables serán sancionados". Banzio había asegurado previamente que dentro del estadio había unos 50.000 espectadores y que la avalancha se produjo porque otros 50.000 que querían entrar a ver el partido derribaron una puerta. Las autoridades, que inicialmente habían dado una cifra de 132 heridos en el suceso, elevaron hoy su número a 140 y señalaron que la Fiscalía los está interrogando para determinar los detalles de los hechos. Ayer, el suceso se trató en un Consejo de Ministros extraordinario, que recomendó a Gbagbo la creación de una comisión de investigación y decidió formar un comité técnico para estudiar la seguridad del estadio.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información