Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Xavi admite que son culpables

  • De la destitución de Rijkaard
EFE EFE
El centrocampista Xavi Hernández, uno de los capitanes del Barcelona, admitió hoy que los jugadores son "los principales culpables" de que el club haya decidido relevar a Frank Rijkaard y sustituirle en el banquillo azulgrana por Josep Guardiola la próxima temporada.

Xavi cree que la plantilla podía "haber hecho mucho más" para salvar la cabeza de Rijkaard, un técnico "benévolo, que", añadió, "siempre nos ha dicho que teníamos que ser profesionales y que por eso hablaba de la autogestión de los jugadores".

Sin embargo, Xavi no quiere pensar que esa autogestión haya acabado por ser contraproducente para el equipo y para el propio entrenador y defendió la profesionalidad de la plantilla. "Nos pueden haber faltado muchísimas cosas, pero actitud no ha faltado nunca. Yo no entiendo que un jugador, un profesional que está jugando, para mí, en el mejor club del mundo, que no tenga compromiso con el escudo que representa".

Rijkaard condenado

El mediocentro azulgrana considera que a Rijkaard le han condenado la "crisis deportiva", los "dos años sin ganar títulos" que "en este club no se puede permitir", y por eso entiende que ahora "toca una renovación" que espera no le afecte: "me quedan dos años de contrato y mi deseo es cumplirlos".

En cualquier caso, Xavi Hernández se deshizo en elogios hacia Frank Rijkaard. "Se lo merece todo. Ha sido un ejemplo para nosotros en todos los sentidos, un hombre que trata a las personas maravillosamente, que ha calado dentro del vestuario, un ejemplo a todos los niveles, no sólo como entrenador sino como persona, que es aún más importante".

El jugador catalán considera, sin embargo, "acertada" la decisión de fichar a Guardiola, "porque es un hombre de la casa que conoce bien el club, que se ha criado aquí, que tiene mucha personalidad y que, cuando era jugador, ya le gustaba mucho entender el juego, mandar y tener muchísima presencia, tanto en el vestuario como en el campo"

Xavi se perderá el partido de Liga del próximo domingo -el último del Camp Nou- ante el Mallorca tras ser expulsado en el Bernabéu, donde el Barça cosechó una de las derrotas más humillantes de los últimos años a manos del Real Madrid (4-1).

"Sentí muchísima impotencia porque, a pesar del mal partido, para mí el arbitraje fue nefasto. El equipo no estuvo acertado, tácticamente no estuvimos nada bien, nos ganaron con su superioridad en el centro del campo, nos pasaron por encima y aquello se convirtió en un correcalles. Pero las cosas, hay que decirlas: (Pérez Burrull) se equivocó en tres de los cuatro goles. Eso es así", concluyó.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información