Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ferguson y McGregor no volverán a jugar con Escocia por falta disciplinaria

  • FÚTBOL-ESCOCIA
FÚTBOL-ESCOCIA
EFE EFE

Los internacionales Barry Ferguson y Allan McGregor no volverán a ser convocados por la selección de Escocia, ante una falta disciplinaria cometida por ambos, siendo además sancionados por su club, el Rangers, con dos semanas de salario.

Esta drástica decisión ha sido adoptada tras varias conversaciones mantenidas hoy entre la gestión de la selección escocesa y su federación (SFA).

En un comunicado emitido en la página oficial de internet de la SFA, se explica que "dicha medida se ha adoptado teniendo en cuenta los mejores intereses de la selección, de los aficionados y del país".

"Todo el mundo está decidido a lograr la clasificación para el Mundial y debemos asegurarnos de que no existen distracciones para lograr este objetivo", añade la nota.

La presunta falta, aireada por los medios de comunicación británicos, aludía a una noche en la que ambos futbolistas se quedaron bebiendo después de la derrota sufrida por la selección escocesa ante Países Bajos (3-0), en Amsterdam, el pasado sábado.

A consecuencia de lo sucedido, la federación de fútbol escocesa anunciaba esta semana que daría "códigos de conducta" a sus internacionales.

El club escocés Rangers retiraba también hoy la capitanía a Barry Ferguson, ex capitán del combinado nacional, y prescindía en la última convocatoria a este centrocampista y al meta Allan McGregor debido a una falta disciplinaria.

Ambos jugadores fueron relegados al banquillo de los reservas durante el crucial partido que su combinado jugó ante Islandia, el miércoles, tras haber cometido la mencionada negligencia.

Ahora, el Rangers ha pedido a ambos futbolistas que abandonen el entrenamiento y que regresen a sus domicilios y ninguno de ellos jugará contra el Falkirk.

Además, han sido multados con dos semanas de sueldo por la entidad de Glasgow.

El técnico del Rangers, Walter Smith, explicó a los medios británicos que decidió intervenir cuando vio, en imágenes por televisión, cómo Ferguson y McGregor hacían gestos insultantes con los dedos desde el banquillo de los reservas durante el partido del miércoles que disputaron con su selección.

"Lo más decepcionante para nosotros fue lo que pasó en el banquillo el miércoles por la noche. Desde el punto de visto del club, no se trató de una buena imagen", comentaba el "míster" del Rangers.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información