Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Wolfsburgo apabulla al Bayern Múnich

  • WOLFSBURGO 5-1 BAYERN
WOLFSBURGO 5-1 BAYERN
EFE EFE

El Bayern de Múnich llegará en horas bajas al duelo de Liga de Campeones contra el Barcelona tras recibir hoy, sábado, una goleada humillante por 5-1 ante el Wolfsburgo, nuevo líder de la Bundesliga.

Malos augurios para la Champions

El Bayern, que se desbarató en el segundo tiempo, salió al campo una vez más sin Miroslav Klose, que sigue lesionado y no estará a punto para los duelos contra el Barcelona, pero el italiano Luca Toni pudo volver a la formación inicial tras recuperarse de los problemas que tenía en el talón de Aquiles.

En la parte defensiva el Bayern además tuvo que compensar las bajas del belga Daniel Van Buyten, por problemas familiares, y del argentino Martin Demichelis, por lesión, lo que llevó a la formación titular al brasileño Breno que seguramente hubiera preferido quedarse en casa.

La debacle tuvo que ver con las debilidades de Breno, pero también con una lesión de Lucio, que hizo que tuviera que dejar el campo en el minuto 66, con lo que el Bayern quedó jugando con una defensa de ocasión que se mostró inferior al desafío que representaba el equipo de moda en la Bundesliga.

Sin embargo, la catástrofe dará que hablar y las explicaciones puntuales servirán de poco. Una posible derrota entraba, sin duda entre las cuentas de los bávaros, pues el Wolfsburgo ha hecho el mejor equipo en las últimas jornadas y ha convertido de su campo un auténtico bastión. Pero la goleada hará que, otra vez, soplen vientos de crisis y vuelva a discutirse sobre el futuro de Jürgen Klinsmann, que puede terminar jugándose su destino en los duelos contra el Barcelona.

Los dos equipos al comienzo se mostraron mucho respeto, que se expresaba en una marca muy apretada en el centro del campo, que hizo que se dificultase la creación de jugadas de ataque.

Dzeko y Grafite, pareja letal

En la parte final del segundo tiempo se produjeron dos goles seguidos, ambos en situaciones con balón parado. Primero, el Wolfsburgo abrió el marcador, en el minuto 44, con un cabezazo de Christian Gentner tras un saque de falta de Misivovic. Gentner llegó demasiado libre al cabezazo, tras desplazarse desde el centro del área hasta el primer palo sin que ningún jugador bávaro lo siguiera.

Un minuto después el Bayern empató por mediación de Toni, en una situación originada en una falta lanzada por Bastian Schweinsteiger. El partido parecía hecho para que lo ganara el equipo que menos errores tuviera y los primeros minutos del segundo tiempo parecieron comparar esa impresión, pero, de repente, al bosnio Erwin Dzeko se le aparecieron dos minutos mágicos y puso a ganar con claridad al Wolfsburgo.

Primero, en el 64, Dzeko aprovechó un centro de Gentner para ser un segundo más rápido que Breno y derrotar a Rensig desde corta distancia. Luego, dos minutos después y con el Bayern volcado al ataque, Dzeko fue el encargado de finiquitar un contragolpe, iniciado por Benaglio tras un saque de esquina de los bávaros.

Benaglio sacó largo y Misimovic, que recibió el balón en tres cuartos de cancha, metió un balón entre Philipp Lahm y Breno para que Dzeko corriera detrás de él y, al llegar al área, marcar con un disparo de pierna derecha al primer palo. Las cosas se pondrían incluso peor para los bávaros. En el 74, el brasileño Grafite marcó el cuarto, tras deshacerse de su compatriota Breno, que tuvo una tarde negra. Grafite también anotó el quinto, con un remate de tacón, tras bailar a media defensa bávara.

La siguiente fue la alineación utilizada por el Bayern:


Rensig; Lell, Lucio (Ottl, 66), Breno, Lahm (Borowski, 81); Schweinsteiger (Sosa, 70), Van Bommel, Ze Roberto, Ribery; Podolski y Toni.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información